• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Cuánto necesitan dormir los adolescentes?

26/07/2019

La mayoría de los adolescentes necesitan dormir aproximadamente de 8 a 10 horas por la noche. Dormir la cantidad adecuada de horas es fundamental para estar sano, aprender y rendir. Puesto que muchos adolescentes tienen déficit de sueño, te facilitamos unos consejos para ayudar a tu hijo a dormir más y mejor.  

Durante la adolescencia, el ritmo circadiano del cuerpo (una especie de reloj biológico interno) experimenta un reajuste temporal y pasa a indicar a la persona que se duerma y se despierte más tarde. Estos cambios en el ritmo circadiano coinciden con una etapa en la que los adolescentes están más ocupados, debido a la presión por rendir en los estudios y a sus mayores demandas de tiempo (actividades extraescolares y trabajos a media jornada). 

El hecho de que las clases empiecen muy temprano también desempeña un papel en la falta de sueño. Los adolescentes que no se duermen hasta pasada la medianoche siguen teniendo que levantarse temprano para llegar a tiempo a sus centros de estudios, lo que significa que solo duermen 6 o 7 horas, o menos. Perder una o dos horas de sueño una noche aislada puede no parecer problemático pero, a la larga, puede generar un importante déficit de sueño. 

La importancia de dormir lo suficiente

Los adolescentes necesitan dormir para prestar atención y aprender en sus centros de estudios, mejorar su rendimiento deportivo, crecer y desarrollarse con normalidad. El déficit de sueño puede conducir a sacar malas notas, tener problemas relacionales y conducir con sueño.  

Para saber si tu hijo está durmiendo lo suficiente, fíjate en si le cuesta mucho levantarse por las mañanas, tiene dificultades para concentrarse, se queda dormido en las clases, está irritable, malhumorado, triste o deprimido.

Para ayudar a tu hijo a dormir más y mejor, indícale que: 

Siga un horario regular para acostarse y para despertarse. Y que lo mantenga siempre, con un margen de variabilidad de una a dos horas. 

Haga ejercicio físico con regularidad. Pero que intente no hacer ejercicio justo antes de acostarse, porque podría activarlo y dificultarle el sueño. 

Evite la cafeína, la nicotina y el alcohol. Tomar cafeína por la tarde dificulta el sueño. La nicotina y el alcohol pueden provocar inquietud y hacer que tu hijo se despierte por la noche. 

Se relaje reduciendo la intensidad de las luces antes de acostarse. La luz le indica al cerebro que es hora de estar despierto. Mantenerse alejado de luces fuertes, escuchar música suave y tranquila o meditar antes de acostarse puede ayudar a relajar tanto el cuerpo como la mente. 

Desconecte de la electrónica. Que no use el teléfono móvil (incluyendo los mensajes de texto), la tableta, el ordenador, la televisión u otros dispositivos electrónicos por lo menos durante una hora antes de acostarse.  

Cree un ambiente favorecedor del sueño antes de acostarse. Que duerma en una habitación oscura y ligeramente fresca. Si su entorno es ruidoso, que utilice sonidos de la naturaleza o una máquina (o aplicación) de ruido blanco. 

No haga siestas demasiado largas ni demasiado tarde.

Acceso a la fuente de consulta:

How much Sleep do I NeedKidsHealth [Fecha de consulta: 03/05/2019]

Etapa: 

Comparte