• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Qué es el cribado de cardiopatías congénitas críticas

04/09/2018
Las cardiopatías congénitas, o defectos cardiacos de nacimiento, son las malformaciones más frecuentes. De entre ellas, aproximadamente la mitad son cardiopatías con pronóstico moderado o grave. En estos casos resulta vital una detección lo más precoz posible para evitar complicaciones derivadas de un diagnóstico tardío, entre ellas el fallecimiento del recién nacido en los primeros días de vida. 
 
Si bien en algunos casos el diagnóstico de la malformación se realiza antes del nacimiento mediante las ecografías del embarazo, en un porcentaje elevado las malformaciones cardiacas se dan en recién nacidos sin factores de riesgo ni antecedentes familiares. De ahí que en la última década se haya planteado la necesidad de realizar un cribado de cardiopatías congénitas en recién nacidos sanos, sin síntomas y no ingresados en unidades de cuidados intensivos neonatales. 
 
Las recomendaciones de las diferentes sociedades científicas proponen como método de cribado la pulsioximetría, que consiste en la determinación no invasiva de la saturación de oxígeno de la sangre. Se realiza mediante un sensor que se coloca en la mano (preductal) y el pie (postductal) e informa de su valor instantáneo, así como de su frecuencia cardiaca del recién nacido. En la prueba se tiene en cuenta los valores en la mano derecha, por un lado, y los valores en mano izquierda o cualquiera de los dos pies, por el otro.
 
Actualmente ya se realiza de forma sistemática en algunas maternidades en todos los recién nacidos sanos en el momento de la revisión al nacimiento. Se considera normal cuando los valores de saturación de oxígeno son iguales o superiores a 95% en ambos puntos (mano derecha y cualquiera de los dos pies) y, además, la diferencia entre uno y otro es menor de 4%.
 
Por el contrario, se considera anormal cuando la saturación es inferior al 90% (ya sea en mano derecha o en pie), o si está entre 90 y 94% pero la diferencia de saturación entre mano derecha y pie es mayor del 3%. En este caso es aconsejable repetir el test en unos minutos y, si persisten dichos valores, solicitar una valoración urgente por un cardiólogo pediátrico. 
 
El momento más idóneo para realizar el test es en las primeras 24 horas de vida, en la revisión que se realiza de forma sistemática a todos los recién nacidos, con el fin de detectar una cardiopatía congénita crítica lo más precozmente posible y así evitar el deterioro de la salud del recién nacido. 
 
Ante cualquier duda consultálo con el especialista.
 
Acceso a las fuentes de consulta:
 
Sánchez Luna M et al, en representación del Comité de Estándares de la Sociedad Española de Neonatología. Cribado de cardiopatías congénitas críticas en el periodo neonatal. Recomendación de la Sociedad Española de Neonatología. [Fecha de consulta: 04/09/2018]
 
Martin GR, Beekman RH, Mikula EB et al. Implementing recommended screening for critical congenital heart disease. Pediatrics. 2013;132. 
 
Kemper AR, Mahle WT, Martin GR et al. Strategies for implementing screening for critical congenital heart disease. Pediatrics. 2011;128.

Comparte