• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Coronavirus y embarazo, resuelve tus dudas sobre la gestación, el parto y el postparto

19/08/2020

La enfermedad COVID-19 está causada por el coronavirus SARS-Cov-2. La enfermedad afecta principalmente a personas de 30 a 79 años, siendo muy poco frecuente en menores de 20 años. Las mujeres embarazas infectadas por COVID-19, como el resto de personas, pueden presentar fiebre, tos y dificultad para respirar.

Los problemas respiratorios aparecen cuando la infección afecta a los pulmones y causa una pneumonía. 

A continuación recogemos las principales dudas y preocupaciones que creemos que pueden tener las embarazadas y aquellas mujeres que tienen que dar a luz en breve.

Esta información en ningún caso substituye las indicaciones médicas de los profesionales sanitarios que hacen el seguimiento del embarazo. Nuestra recomendación es seguir siempre las indicaciones de los profesionales de referencia de la mujer embarazada. 

Si estoy embarazada, ¿tengo más riesgo que la población general?

Existen pocos datos disponibles de embarazadas afectadas por COVID-19, pero parece ser que las embarazas no son más susceptibles a infectarse por coronavirus. 

De momento, la transmisión intrauterina o perinatal no se ha identificado. Los estudios científicos de los que disponemos hasta ahora indican que no hay transmisión vertical, es decir, no hay paso de la enfermedad de la madre al bebé ni durante el embarazo ni durante el parto.

Los pocos casos conocidos en bebés que han adquirido la infección durante los primeros días son leves. No nos constan casos graves.

Actualmente no hay datos si la infección sucediera en el primer o segundo trimestre. 

¿Qué pasa si estando embarazada me pongo enferma de COVID-19?

Actualmente se dispone de poca información sobre el efecto del COVID-19 en embarazadas, ya que es un virus nuevo. Aun así, día a día la información se va actualizando y las Sociedades Científicas se van posicionando. Cuando aparezcan nuevas informaciones actualizaremos este artículo. 

¿Cómo serán los controles de mi embarazo a partir de ahora?

Delante del brote de SARS-CoV-2 los hospitales trabajan con nuevos protocolos actualizados y revisados de manera constante para garantizar al máximo la seguridad de las pacientes no infectadas, así como de las infectadas por este virus. Por eso es importante confiar en el equipo médico, sus recomendaciones y acudir a las consultas de seguimiento del embarazo indicadas, para asegurar el bienestar tanto tuyo como de tu bebé.

En caso de que la visita se pueda hacer de manera telemática (como por ejemplo para enviar resultados de un análisis) o aplazarla unos días, es posible que el personal de tu centro de referencia se ponga en contacto para darte nuevas instrucciones. 

Las embarazadas infectadas de COVID-19 que no estén de parto y presenten síntomas leves pueden realizar aislamiento domiciliario durante 14 días. Los controles obstétricos, si es posible y en función de casa caso, se podrán aplazar 14 días. En cualquier caso, sigue las indicaciones de tu equipo médico.

¿Debo ir a urgencias si sospecho que me puedo haber contagiado? 

Antes de ir a urgencias, debes hacer algunas comprobaciones, así evitaremos desplazamientos innecesarios y una posible exposición al contagio por coronavirus. 

Si tienes fiebre, tos, sensación de falta de aire o malestar general y podrías haber estado expuesta al coronavirus se recomienda que consultes la información que encontrarás en EpidemiXs y que realices alguno de los tests que se incluyen. 

Estos cuestionarios te ofrecen recomendaciones para prevenir el contagio y te indican si es necesario que llames a los teléfonos de atención a los pacientes, o te indicarán qué hacer. En los casos leves que no requieren ingreso hospitalario, se deberá de realizar aislamiento domiciliario 14 días. 

No se recomienda ir al Centro de Atención Primaria, a la farmacia o al Hospital si los síntomas no son graves o si no te lo indican los teléfonos de atención a los pacientes.

Si me indican que vaya a urgencias, ¿qué debo hacer?

Si tienes que ir al hospital sigue las indicaciones del personal sanitario del centro. Es posible que te hagan ponerte una mascarilla y pueden pedirte que esperes en un lugar concreto y aislado del resto de personas.

Es posible también que tu acompañante no pueda pasar, los profesionales os lo indicarán cuando lleguéis.

Si estás grave es muy importante llamar y que informes al centro lo más rápido posible, si puede ser por el teléfono de contacto que tengas antes de llegar. De esta manera el personal sanitario puede prepararse y tomar las correctas medidas para cuidarte lo mejor posible cuando llegues, protegerse, y así proteger al resto. 

¿Puedo transmitir el virus a mi hijo?

Cómo no hay evidencia de infección fetal intrauterina por COVID-19, se considera improbable que el virus tenga efectos congénitos en el desarrollo fetal. 

En el momento actual no hay suficientes datos para determinar si el virus se puede transmitir de la madre al feto durante el embarazo, ni tampoco las consecuencias que puede tener para el bebé. Actualmente se están realizando investigaciones, por eso las mujeres embarazas deben seguir tomando las precauciones adecuadas para protegerse de la exposición del virus y buscar asistencia médica si presentan fiebre, tos, sensación de falta de aire o malestar general. 

¿Cómo será mi parto si estoy infectada?

Los hospitales y centros de salud continuan atendiendo a todas las embarazadas sanas manteniendo la máxima seguridad. Así mismo, atienden a todas las embarazadas con sospecha de contagio por COVID-19.

Se han establecido protocolos para atender a todas aquellas embarazadas que estén de parto, las cuales están en constante actualización para poder adaptarlos a las últimas recomendaciones. 

La infección por COVID-19 no es una indicación de finalización inmediata del embarazo si la madre no presenta criterios de gravedad. El momento y la vía del parto se individualizará según el estado de la madre, las semanas de embarazo y las condiciones obstétricas (contracciones, tacto vaginal…).

Si no hay contraindicaciones añadidas se podrá administrar una anestesia locoregional (peridural o raquídea). 

Como norma general, se recomienda el pinzamiento precoz del cordón y se hace limpieza rápida de los restos de sangre del recién nacido. De forma individualizada y dependiendo del estado de la madre y el bebé, se puede considerar el contacto piel con piel en casos concretos.

En todo caso, como comentábamos antes, el personal sanitario que te atienda te dará las indicaciones oportunas según la situación en la que se encuentre el centro; confía en su criterio. 

¿Qué pasará después del parto con mi hijo si estoy infectada?

Después del parto, lo indicado es trasladar al recién nacido en incubadora como medida de aislamiento. Si el bebé está bien y no tiene síntomas podrá estar en la misma habitación que la madre manteniendo las medidas de precaución necesarias hasta que se tengan los resultados de laboratorio, siempre que los profesionales sanitarios lo indiquen. 

Estas medidas suponen que el bebé estará en una cuna a dos metros de la cama de la madre, que deberá llevar una mascarilla y hacer una limpieza de manos frecuente, principalmente antes de tocarlo.

Se recomienda que un familiar sin síntomas y con medidas de protección adecuadas, haga de cuidador del bebé en la misma habitación. 

Así mismo, se realizarán controles al recién nacido y se le hará la prueba de PCR en las primeras horas de vida, si así lo indica el equipo médico, para comprobar si presenta infección por coronavirus. Esta prueba no supone ningún riesgo para el bebé. 

En caso de que el bebé presente síntomas o requiera de ingreso por cualquier motivo, se podría trasladar a una habitación individual para recibir asistencia médica necesaria en función de cada caso. 

¿Le podré dar el pecho a mi bebé si estoy infectada?

Aun no hay datos suficientes para dar una recomendación firme sobre el amamantamiento en el caso de las mujeres infectadas por SARS-CoV-2.

Es importante insistir en que la lactancia materna otorga muchos beneficios, también ante este coronavirus, como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo.

Por eso, y delante de la evidencia actual, la Sociedad Española de Neonatología y la Organización Mundial de la Salud, recomiendan el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del bebé y de la madre lo permitan, extremando siempre las medidas de aislamiento (higiene y mascarilla).

Aún así, estas recomendaciones han ido variando en los últimos días y podrían volver a hacerlo y por eso te pedimos que confíes en el equipo médico que durante el parto y el postparto te podrá informar sobre la indicación o no de hacer una lactancia materna y de qué forma hacerlo. 

¿Qué hacer si a mí o a alguien de casa se nos indica aislamiento domiciliario? 

Hará falta tomar una serie de medidas para evitar que te contagies o contagies al resto de la familia, por eso la persona enferma: 

  • Deberá estar alejada del resto de las personas de la casa: en una habitación separada y usar un lavabo distinto del resto de familiares, si es posible.
  • Llevar puesta mascarilla: hacer uso de la mascarilla cuando esté en la misma habitación que el resto de la gente. 
  • Tener cuidado con los fluidos corporales: la persona que entre en contacto con la sangre, mucosidades o otros fluidos deberá usar mascarilla, bata y guantes de un solo uso. Y lavarse bien las manos con jabón. 
  • Lavarse bien las manos: así como también el resto de los miembros de la casa. 
  • Limpiar muy a menudo: principalmente enseres o objetos que se toquen habitualmente. Como azulejos, pomos de las puertas, ordenadores, teléfonos o baños. Los productos de limpieza con hipoclorito sódico son los indicados (dos cucharadas de lejía por un litro de agua).

¿Cómo se puede prevenir el coronavirus SARS-CoV-2?

Estas son las medidas recomendadas para reducir las posibilidades de contagio por coronavirus.

  • Lavarse las manos habitualmente con agua y jabón o soluciones alcohólicas. Especialmente indicado después de estar en lugares públicos y tocar a otras personas o superficies. 
  • Evitar tocarse la cara con las manos, especialmente boca, nariz y ojos. 
  • Utilizar pañuelos de un solo uso y lavarse las manos en seguida. 
  • Cubrir la boca y la nariz con la cara interna del codo al toser o estornudar y lavarse las manos en seguida. 
  • Evitar compartir comida, enseres u otros objetos sin limpiarlos debidamente. 
  • Evitar el contacto próximo con personas que tengan síntomas respiratorios. 
No se recomienda el uso de mascarilla a no ser que se presenten síntomas. 

Cronología de la evolución del coronavirus SARS-CoV-2

En diciembre de 2019 a Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un conjunto de casos de pneumonía causados por un virus desconocido. 

En enero de 2020, las autoridades chinas confirmaron la identificación de este virus y informaron que se trata de un virus de la familia de los coronavirus, de la misma familia que otros virus que han ocasionado previamente infecciones respiratorias. Este nuevo virus se ha nombrado SARS-CoV-2 y la enfermedad que ocasiona se ha denominado COVID-19. 

El 30 de enero de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara el brote del coronavirus SARS-CoV-2 en China como una emergencia de salud pública de importancia internacional. 

Posteriormente, el brote se extendió fuera de las fronteras chinas, afectando a otros países, muchos de ellos en Europa. El brote de Italia afecta a un porcentaje elevado de población y, a partir de aquí han aparecido un número elevado de casos en Cataluña y el resto del estado español. 

Comparte