• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consejos para que tu hijo desarrolle una dentadura sana

23/05/2012

Muchas madres siguen teniendo preguntas sobre el crecimiento de la dentadura de sus hijos. Lo cierto es que el campo odontológico infantil es bastante desconocido por gran parte de los adultos, pero es de vital importancia para el desarrollo correcto de los dientes en el futuro.
Los dientes de leche se empiezan a formar más pronto de lo que la mayoría de adultos cree: todavía dentro del feto, a partir de la sexta semana de embarazo. Precisamente por ello, la alimentación de las embarazadas es fundamental, ya que cualquier problema de salud puede significar una mala estructura de los dientes temporales del bebé. La salud de los dientes de leche es determinante, ya que de ello depende un correcto desarrollo de los dientes permanentes, que se encuentran debajo.

Por su parte, los dientes permanentes también empiezan a formarse muy pronto, aún en la etapa de embarazada, poco antes de dar a luz. El proceso de crecimiento de la dentadura permanente dura hasta, aproximadamente, los 3 años de vida.

En los primeros años de desarrollo de la boca del bebé, la lactancia es indispensable para que los dientes crezcan correctamente en el futuro. Primero, porque la succión del pecho favorece que la dentadura se forme adecuadamente. Segundo, porque la leche materna tiene más anticuerpos que protegen el organismo. Y por último, porque los bebés que se alimentan de su madre presentan menos casos de malas mordidas que aquellos que utilizan el biberón desde una edad temprana.

Efectivamente, el uso del biberón puede ser un inconveniente para el desarrollo correcto de la boca del bebé. Existen diferentes maneras de utilizarlo para que las consecuencias no sean graves. Es importante que coloque al bebé en posición vertical para darle el biberón. Así, tendrá que hacer un mayor esfuerzo de succión, y cuando aparezca el primer diente, evite el biberón de noche y realice una correcta limpieza bucal antes de que el niño se duerma. Esto es de vital importancia ya que, aunque la lactancia materna no es cariogénica, el hecho de alimentar al bebé por la noche y la falta de higiene bucal son las principales causas de la aparición de caries.

De todas maneras, no se aconseja el uso del biberón más allá de los 12-18 meses de vida, y a partir de ahí, se debe intentar que el niño beba los líquidos de una taza.

En cuanto al chupete, tampoco se aconseja su uso en un principio, aunque puede servir para evitar que el niño succione su dedo, actividad con consecuencias más graves para el desarrollo de la boca. Si se utiliza el chupete, es importante que no pase de los 18-24 meses de edad, ya que puede ocasionar malas mordidas. Para más información sobre el uso del chupete consulta el artículo El chupete, ¿es bueno o malo para el bebé? Pros y contras.

Fuente: Sociedad Española de Odontopediatría 

Comparte