• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Un consejo de salud por cada semana de tu embarazo

03/03/2015

Si estás embarazada te ayudamos a mantener buenos hábitos de salud y bienestar para ti y tu futuro hijo: sólo tienes que seguir 1 consejo por semana! ¿Qué fácil no?

En primer lugar queremos informar de que habitualmente se empieza a contar la semana de embarazo desde el primer día de la última menstruación, para que el ginecólogo pueda a partir de una fecha concreta establecer una fecha de parto aproximada. Lo ideal sería conocer en qué día tuvo lugar la fecundación pero pocas veces se conoce con precisión.

Es por ello que empezamos a recomendar consejos a partir de la 4ª semana de embarazo, porqué en las dos o tres primeras, realmente ¡la mujer aun no está embarazada!

Antes de leer los consejos, te queremos recomendar que ante cualquier duda debes consultar con tu médico.

Consejos para un embarazo saludable

A continuación, los consejos que te proponemos:

Semana 4:

  • Si el test de embarazo es positivo, ahora es un buen momento para suprimir el hábito tabáquico y las bebidas con alcohol (incluso después del nacimiento del bebé).
  • Si tomas tratamiento farmacológico, consulta con tu ginecólogo si puedes continuar tomándolo durante el embarazo.

Semana 5:

  • Si aún no habías empezado, recuerda tomar un complemento vitamínico con ácido fólico

Semana 6: 

  • Pide cita con tu médico.
  • Vigila tu dieta: no comas verduras frescas ni embutidoso carnes crudas si desconoces si eres inmune a la toxoplasmosis.

Semana 7:

Semana 8:

  • Entre la semana 8 y 11 recuerda hacerte la analítica del primer trimestre.
  • Contra la acidez de estómago puedes tomar zumo de manzana o infusión de manzanilla después de las comidas.

Semana 9:

  • Intenta hacer ingestas pequeñas y frecuentes para evitar náuseas y vómitos. Recuerda que se toleran mejor los productos salados y bebidas frías.

Semana 10:

  • Mantén una pauta de ejercicio pero evita ejercicios de impacto.

Semana 11:

  • A partir de esta semana se aconseja realizar la primera ecografía. Con ella, junto con los resultados de la primera analítica, se podrá estimar el riesgo de Síndrome de Down.
  • Un problema común es el aumento del flujo vaginal normal, pero si notas irritación vulvar puede tratarse de una infección, por lo que deberás consultar con tu médico.

Semana 12:

  • A lo largo de estas semanas es posible que tengas más somnolencia y debas dormir más horas de las habituales. Un buen consejo es realizar una siesta al día.

Semana 13:

  • Si hay alguna anomalía en el resultado del cribado del primer trimestre, puede ser necesaria una amniocentesis.
  • Para activar la circulación puedes caminar sobre los talones unos minutos. Recuerda que no se recomienda usar tacones superiores a 4cm.

Semana 14:

  • Ingiere pescados con bajos niveles de mercurio: merluza, lenguado, perca, cangrejo de río, langosta, sardinas, trucha, almejas, ostras, etc. y evita los que contienen altas concentraciones de mercurio como la lubina, el rape, el bacalao, el atún o el pez espada. Recuerda que el pescado pequeño tiene menos mercurio que los más grandes.
  • El embarazo estimula el acné, utiliza las cremas adecuadas, mascarillas y soluciones astringentes.

Semana 15:

  • Respeta las fechas de caducidad de los alimentos que se mantienen refrigerados, especialmente los embutidos poco curados, y evita patés refrigerados y pescado ahumado. Evita también consumir lácteos y derivados no pasteurizados y carnes frías no cocinadas. La bacteria Listeria puede crecer en estos alimentos y al estar embarazada eres más susceptible de sufrir una infección.
  • Para más información sobre la alimentación durant el embarazo consulta aquí.

Semana 16:

  • Si así lo indica el médico, en esta semana se realizará la amniocentesis para descartar la presencia de ciertos defectos cromosómicos y genéticos.
  • Puede aparecer estreñimiento: la progesterona enlentece la motilidad el intestino. No tomes laxantes sin consultar con tu médico, bebe abundante agua, camina todos los días y come fruta  fresca y verduras (judías verdes, alcachofas) que tienen fibra.

Semana 17:

Semana 18:

  • Tu pecho aumenta de tamaño: utiliza un sujetador adecuado que se adapte al progresivo cambio de tamaño. Si prefieres, puedes dormir con él.

Semana 19:

  • Vigila el peso, no deberás superar al final del embarazo un aumento del 15% de tu peso. En pacientes de constitución delgada se recomienda un aumento de peso de entre 10 y 12 kg y en pacientes con sobrepeso, un aumento de entre 7 y 8 kg.

Semana 20:

  • En esta semana el médico te realizará una exploración morfológica fetal para descartar malformaciones fetales. También servirá para definir el sexo del futuro bebé.
  • Te aconsejamos que empieces a ponerte crema hidratante antiestrías en el abdomen y pecho.

Semana 21:

  • Si llevas una vida activa y eres deportista, elige las actividades más adecuadas durante el embarazo: natación, yoga y pilates.

Semana 22:

  • Sigue una dieta rica en fibra con cereales, verdura y fruta. Si es necesario toma un complemento extra de fibra para evitar el estreñimiento, especialmente si el médico te recomienda un tratamiento con hierro.

Semana 23:

  • El abdomen empieza a crecer y puede causarte dolores mecánicos en el pubis y en las lumbares. Un aporte de calor local te ayudará a aliviar las molestias musculares.

Semana 24:

  • A partir de esta semana tendrá lugar la analítica del segundo trimestre junto con la prueba del azúcar.
  • Si vives en sitios soleados acuérdate de ponerte protección solar (mínimo factor 50) y cremas específicas anticloasma (hipermelanosis adquirida que se manifiesta en las zonas expuestas al sol).

Semana 25:

  • Debido a la altura de tu útero, es posible que tengas cólicos renales. Bebe agua abundantemente.

Semana 26:

  • No tomes baños de agua muy caliente y prolongados (saunas, jacuzzis, etc) para no provocar una bajada de tensión, mareos o una transpiración excesiva.

Semana 27:

  • El esmalte dentario durante el embarazo es más delicado, visita a tu dentista.
  • Si tienes intención de emprender un viaje a partir de esta semana, asegúrate previamente de la normativa de la compañía aérea con la que vayas a viajar.

Semana 28:

  • Recuerda hacerte un chequeo de la tensión para detectar problemas de hipertensión arterial subclínica. Aunque es opcional (no está en el protocolo de control obstétrico) a partir de esta semana ya puedes realizarte la ecografía 3D.

Semana 29:

  • Si eres Rh negativo y ya tuviste un primer hijo que además fue Rh positivo, tu médico te recomendará la administración de la gammaglobulina antiD para evitar la formación de anticuerpos que puedan desarrollar la enfermedad hemolítica del neonato.

Semana 30:

  • Inscríbete si lo deseas a clases preparto e infórmate de tipos de parto, lactancia materna, primeros cuidados del bebé, etc.
  • Si tienes insomnio puedes combatirlo tomando leche con miel antes de acostarte o una manzanilla.

Semana 31:

  • A partir de esta semana se inicia el cambio de postura del feto y sitúa la cabeza hacia abajo.
  • Las relaciones sexuales no están prohibidas, salvo indicación médica, pero debéis extremar la higiene y evitar posturas en las que el peso del hombre recaiga sobre tu vientre.

Semana 32:

  • A partir de esta semana las contracciones de Braxton Hicks (abarcan todo el útero, tienen un gradiente descendente, no son dolorosas y duran aproximadamente entre 30 y 60 segundos) se vuelven más frecuentes, especialmente vespertinas o con la deambulación.

Semana 33:

  • Para evitar además en las extremidades inferiores te recomendamos no permanecer de pie o sentada durante largos periodos de tiempo, mejor intenta cambiar de postura. ¡También puedes pedir que te hagan un masaje!
  • Es frecuente en estas etapas del embarazo que se te duerman las manos (Síndrome del Túnel Carpiano).
  • Esta es una buena semana para empezar a tener lista la canastilla para cuando nazca el bebé.

Semana 34:

  • Si padeces insomnio intenta hacer sueños fraccionados y prueba de dormir con un cojín de lactancia.
  • Si sufres rampas durante la noche, consulta a tu médico para que te recete un aporte de magnesio.

Semana 35:

  • Aprende a realizarte el masaje perineal para ganar elasticidad al perineo (zona comprendida entre la vagina y el ano) de cara al parto. Si quieres puedes realizarlo con aceites naturales.

Semana 36:

  • A lo largo de esta semana tendrá lugar la toma de cultivos vaginales (y en algunas ocasiones cultivos anales).
  • Un buen consejo para estas alturas del embarazo es realizar ejercicios de esferodinamia (gimnasia con pelotas inflables).

Semana 37:

  • Mantén una vida activa, facilitará el parto.

Semana 38:

  • A partir de esta semana ya puedes ponerte de parto. Si notas contracciones cada 5 minutos durante una hora, tienes pérdida de líquido transparente o ensangrentado, consulta con tu ginecólogo.

A partir de la semana 39:

  • En condiciones normales en cualquier momento ya puedes tener tu hijo entre manos. ¡Enhorabuena, disfruta de este gran evento!

 

¿Conoces el Programa MARE? La opción de parto dentro del Hospital Sant Joan de Déu

El Hospital de Sant Joan de Déu, cuenta con un modelo de atención al parto conocido como Programa MARE (Maternidad Respetada) para satisfacer las necesidades de las gestantes sin reducir las garantías de seguridad. El programa da protagonismo a la gestante. La futura mamá puede elegir el modelo de parto que desea, puede estar acompañada por su pareja en todo momento y puede estar con su bebé desde el primer momento del nacimiento.

Entre otras novedades, a las madres que dan a luz en en el hospital se les da la bienvenida con una sesión informativa y, en caso de embarazos de bajo riesgo, pueden elegir tener un parto natural. Además, se han habilitado espacios que permiten a la futura mamá hacer la dilatación y el parto en la misma sala. La habitación está equipada con un sistema de telemetría para monitorizar el estado del bebé sin cables, facilitando la movilidad de la gestante. Y para los familiares, el hospital está abierto las 24 horas del día para que puedan visitar a la madre y al bebé.

"Se trata de crea un entorno amable y cálido para la mujer, que pueda elegir si quiere escuchar música, que se le pregunte si quiere anestesia epidural y que el parto no sea tan tecnificado como hasta ahora", explican desde la unidad de Obstetricia del hospital.

Comparte