Conoce los beneficios de la lactancia materna

05/01/2021

El momento de ser padres, aún más si es por primera vez, es mágico y único: por un lado invade una gran ilusión pero también surgen muchas inseguridades y miedos de afrontar este nuevo rol, y la decisión importante de cómo deseas alimentar al futuro bebé.

Si estás embarazada te interesará saber que tu cuerpo se está preparando hormonalmente para poder ofrecerle a tu futuro hijo el mejor alimento justo después de nacer de una forma natural y saludable. De hecho, la lactancia materna es el método que utilizan todos los mamíferos para alimentarse durante sus primeros meses de vida.

La secreción láctea que produce la madre contiene las necesidades nutricionales e inmunológicas necesarias para cada especie, por lo que cada madre tiene la capacidad de crear un alimento único e inigualable, porque su cría crezca y se desarrolle con todas sus necesidades cubiertas. Cada especie dispone de su propia leche.

Por lo tanto, podemos confirmar que la leche de la madre es el mejor alimento que puede recibir el bebé y debería ser el método de alimentación a seguir para todos los niños y niñas, al menos durante los seis primeros meses de vida según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF.

Es importante que las familias conozcan los beneficios de la lactancia materna y la superioridad de esta frente a los sucedáneos de leche materna (leches artificiales). Amamantar tiene consecuencias sobre la salud, la nutrición y el desarrollo infantil. En ocasiones, es lógico que optéis por la lactancia artificial simplemente por desconocimiento, inseguridad o mala experiencia previa. Un correcto asesoramiento individualizado y proveniente de personal cualificado os puede ayudar en esta decisión.

A pesar de las teóricas ventajas de la lactancia materna, cabe decir que el camino no es siempre fácil requiriendo la gran mayoría de veces un acompañamiento y asesoramiento por parte de un equipo especializado en lactancia materna. Sin embargo, el apoyo emocional y acompañamiento familiar es clave también para conseguir el establecimiento de la lactancia materna.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna?

  • La leche materna proporciona todos los nutrientes, vitaminas y minerales que un bebé necesita para el crecimiento durante los primeros seis meses de vida; el bebé no necesita ingerir ningún otro líquido o alimento. Además, la leche materna contiene los anticuerpos de la madre que ayudan a combatir las enfermedades.
  • El acto de la lactancia materna estimula el crecimiento adecuado de la boca y la mandíbula.
  • Los estudios han demostrado que los bebés alimentados con leche materna obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia y comportamiento en la edad adulta que los bebés alimentados con fórmula.
  • La lactancia materna también contribuye a la salud de la madre inmediatamente después del parto, ya que ayuda a reducir el riesgo de hemorragia postparto. A corto plazo, la lactancia materna retrasa el retorno a la fertilidad y a largo plazo reduce la diabetes tipo 2, osteoporosis, artritis reumatoide y el cáncer de mama, de útero y de ovario.
  • La lactancia materna supone un gran ahorro económico en el presupuesto familiar.
  • Supone un beneficio medioambiental ya que no necesita elaboración, envasado ni transporte; la leche materna es un alimento ecológico que ayuda a ahorrar energía y evita procesos de fabricación contaminantes para el medio ambiente.

La lactancia materna proporciona todo lo que el recién nacido necesita, por lo que los profesionales sanitarios debemos apoyar, reforzar y acompañar a las madres en este aprendizaje, que en ocasiones es complejo y sacrificado, pero tendrá consecuencias positivas para toda la vida. Debemos ser conscientes de que amamantar es más que un actora físico, ¡es regalar vida y salud a lo que más quieres!

Cuáles son las recomendaciones sobre la lactancia materna?

En referencia a la lactancia materna, sociedades internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF recomiendan:

  • Inicio de la lactancia materna durante la primera hora después del nacimiento (30-90 minutos).
  • Lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses.
  • Lactancia materna continua a partir del sexto mes junto con una alimentación complementaria segura, adecuada desde el punto de vista nutritivo y apropiada para la edad. Aunque no hay un límite establecido en la lactancia materna continuada se recomienda una duración mínima de unos dos años, aunque se puede prolongar según el deseo tanto de la madre y del niño, no lo que la sociedad imponga o juzgue.

La primera toma en el pecho es un proceso natural e idealmente debería ser espontáneo dentro de la primera hora después del nacimiento. Sin embargo, a veces esta toma se demora.

El contacto piel con piel (CPP) precoz, generalmente justo después del nacimiento, favorece la primera toma en el pecho. El CCP consiste en colocar al recién nacido desnudo en posición decúbito ventral sobre el torso (sobre los pechos) desnudo de la madre. El CPP, a través de estímulos sensoriales como el tacto, el calor, y el olor, es un potente estimulante vagal que, entre otros efectos, libera oxitocina materna.

El incremento mantenido de esta hormona después del nacimiento favorecerá el inicio de la lactancia, a parte que parece jugar un papel importante en el establecimiento de las conductas de crianza, por lo que la madre se muestra más predispuesta para iniciar su experiencia de amamantar. Aparte, el CPP favorece una mejor adaptación a la vida extrauterina y mejora la estabilidad respiratoria.

Además de favorecer la colonización del recién nacido por los gérmenes maternos, disminuye el estrés por el descenso del cortisol en sangre, presentan menor riesgos de hipoglucemias, tiene un efecto favorable en el proceso de vinculación madre-bebé, disminuye el tiempo de llanto del bebé, provoca menor ingurgitación mamaria y menor grado de ansiedad en la madre, favorece la adherencia correcto en el pecho, aumenta la frecuencia y la duración de la lactancia materna.

¿Existe alguna situación que esté contraindicada la lactancia materna?

Actualmente existen pocas situaciones que condicionan una contraindicación absoluta a la lactancia materna:

  • Infección materna por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
  • Otras infecciones: infección materna por virus de la hepatatis B (VHB) si el recién nacido no ha sido vacunado durante las primeras doce horas de vida, infección materna por tuberculosis quince días antes del parto y presencia de lesiones sugestivas de varicela activa cinco días antes del parto o dos días después.
  • Galactosemia neonatal.

Sin embargo, existen algunas situaciones en que la lactancia materna está contraindicada de forma temporal, tal como:

  • Amamantar con el pecho que presenta lesiones herpéticas. Si el pecho contralateral no presenta lesiones, se puede amamantar de este.
  • Ingesta materna de determinados fármacos/drogas (consulta con tu médico para evaluar la seguridad de la lactancia materna mientras tomes algún fármaco).

Ante cualquier duda consulta con el equipo asistencial para que puedan ayudarte y asesorarte sobre cualquier aspecto de la lactancia materna.

Este artículo forma parte de un documento más amplio que puedes descargar a continuación.

×

#BHHAwards 2021

Relevant Actors in the Health Sector

El hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha sido nominado a los premios BHH Awards 2021, en la categoría de Mejor Hospital Innovador: por implementar y ofrecer herramientas digitales para mejorar el viaje y la experiencia de los pacientes y sus familias. ¿Nos ayudas a hacerlo posible? ¡Necesitamos tu voto! Muchas gracias