• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo proteger la identidad y la reputación de tu hijo en internet

21/01/2019

La identidad y la reputación de tu hijo en línea se generan de una forma similar a su identidad en la vida real. Pero, cuando estamos en línea, no siempre tenemos la oportunidad de explicar a qué nos referimos realmente. Pensar antes de publicar y ser responsable ayudarán a tu hijo a no dejar una identidad en línea de la que más adelante se podría arrepentir.  

Siempre que se usa una red social, se envía un mensaje de texto o se cuelga algo en internet, uno está añadiendo información a su identidad en línea. Experimentar con varios personajes diferentes forma parte de la diversión de la vida en línea, pero debemos tomar medidas para asegurarnos de que llevamos el control. 

Aspectos a considerar 

Informa a tu hijo sobre lo siguiente:

  • Que nada es temporal en línea. Internet es un lugar donde nada se puede "deshacer". Mucho de lo que haga o diga tu hijo en línea puede ser visto o leído incluso aunque él lo borre; y es muy fácil que otras personas copien, graben o reenvíen su información.
  • Que clasifique su perfil como privado. Cualquier persona que acceda al perfil de tu hijo en una red social puede copiar o hacer capturas de pantalla de información y fotos que tal vez él no quiera que vea todo el mundo. Dile que no confíe en los ajustes de datos predeterminados de los sitios web que visite. 
  • Que proteja su contraseña y que la cambie a menudo. Dile que elija contraseñas que nadie pueda adivinar, que las cambie con frecuencia y que no comparta nunca su contraseña con nadie salvo sus padres u otro adulto de confianza. 
  • Que no publique comentarios ni fotografías inapropiados o sexualmente provocativos. Algunas cosas que le puedan parecer divertidas o enrolladas a tu hijo ahora es posible que no le parezcan tan enrolladas dentro de unos años, o cuando el encargado de hacer las admisiones en la universidad o alguien que le ofrezca trabajo las vea en internet. Una buena norma de cabecera a seguir es esta: decirle a tu hijo que si se sentiría incómodo en el caso de que  su abuela, su entrenador o los padres de su mejor amigo lo vieran, lo más probable es que no sea algo que le convenga publicar en internet. Aunque lo publique en una página privada, lo podrían hackear, copiar y reenviar. 
  • Que no responda a preguntas inapropiadas. Si tu hijo se siente acosado por un desconocido o por un amigo en internet, dile que se lo cuente a un adulto de confianza cuanto antes. Nunca es una buena idea contestar a preguntas inadecuadas. 
  • Que se tome su tiempo para evitar reaccionar con hostilidad. Si tu hijo tiene la tentación de publicar un texto o comentario lleno de rabia, dile que espere unos minutos y recuerde que los comentarios se quedarán allí mucho después de que se haya calmado o de que haya cambiado de opinión.  Una buena regla a recordar es la siguiente: si no lo dirías, mostrarías ni harías en persona, probablemente es mucho mejor que no lo hagas en línea. 
  • Que respete los derechos de autor (copyrights). Indícale que se informe bien sobre las leyes relacionadas con los derechos de autor y que se asegure de no publicar o compartir imágenes, canciones o archivos con derechos de autor. Al tratarse de algo ilegal, podría tener problemas más adelante. 
  • Que revise su perfil. Indícale a tu hijo que escriba su nombre de usuario o dirección de correo electrónico en un buscador de Internet para saber qué aparece. Es una buena forma de saber lo que los demás ven en internet sobre su identidad en línea.

Acceso a la fuente de consulta:
Protecting Your Online Identity and Reputation. KidsHealth. [Fecha de consulta: 3/12/2018]

 

Comparte