¿Cómo gestionar las expectativas de las vacaciones familiares?

16/07/2021

Ha sido un año largo y difícil y, después de las duras restricciones de la COVID-19, muchas familias se plantean unas merecidas vacaciones.

Tanto si los planes familiares incluyen un viaje a la playa, un parque de atracciones, una escapada exótica o atracciones locales, es probable que haya algunos baches en el camino si pretendemos que sean perfectos. En este sentido Christina Di Bartolo, trabajadora social clínica con licencia en el Hospital Infantil de Filadelfia, ofrece algunos consejos para ayudar a las familias a sacar el máximo partido a sus planes de vacaciones i garantizar que todos puedan volver a casa con un buen recuerdo. 

Generad anticipación, pero estableced expectativas realistas

Parte de la alegría de las vacaciones es planificarlas. Animad a vuestros hijos/as a formar parte de la conversación preguntando:
  • ¿Hay actividades o persones que quieren hacer o ver de nuevo?
  • ¿Hay aficiones o intereses nuestros sobre los que quieren conocer y profundizar más?
  • ¿Hay tradiciones familiares que quieran retomar o continuar?

Es importante que cada miembro de la familia entienda que estas vacaciones son para todos. Se debe tener claro, anticipadamente, que todos deben comprometerse i trabajar juntos para que sea una experiencia positiva. 

Haced una investigación

Los jóvenes y los adolescentes más grandes pueden ayudar a recopilar información sobre posibles lugares de vacaciones. Las oficinas de turismo o centro informativos pueden ser excelentes recursos y la mayoría de información está disponible en la red. Si queréis permanecer cerca de casa (y evitar los costes de las tarifas aéreas), tened en cuenta estas opciones:

  • Sol y baño: hay muchas opciones de playa. Podéis escoger una que tenga en cuenta los intereses específicos de vuestra familia. Si no estáis cerca de una playa, pensad en la posibilidad de visitar un parque acuático de la zona, un lago o un rio. 
  • Un poco de historia: Cualquier zona es sin duda un cuna de historia. A lo largo de nuestra geografía se pueden visitar innombrables monumentos o conocer tradiciones que nos enriquecerán culturalmente. 
  • Explorad las maravillas de la naturaleza: echad un vistazo a los numerosos ríos, lagos, montañas, parques y zonas de vida salvaje de la región.

Planificad, pero con flexibilidad

Cuando hayáis seleccionado un destino i conozcáis los detalles sobre las fechas y las reservas, es hora de ver vuestro plan de vacaciones con más detalle. Tened en cuenta las edades, personalidades e intereses de vuestros hijos/as, así como cualquier desafío especial al que se enfrenten los miembros de la familia, como puede ser el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o el trastorno del espectro autista (TEA) o problemas de regulación emocional. Algunos niños y niñas pueden tener más problemas para transitar entre actividades que otros. 

  • Haced cosas de las que podáis disfrutar en familia. Por ejemplo, si os dirigís a unas vacaciones en la costa, es probable que paséis tiempo en la playa, en el paseo marítimo y podréis añadir actividades específicas como el minigolf, la pesca, pasear por las atracciones, buscar cangrejos, recoger conchas, etc.
  • Organizad bien los días. Si habéis planeado un viaje de diversos días, no intentéis hacerlo todo en un solo día, sobre todo si tenéis niños pequeños que necesitan comer y descansar con frecuencia. Pensad en la posibilidad de crear espacios de tiempo para diferentes actividades. Por ejemplo, puede ser que por la mañana vayáis a pasear con la bicicleta, a desayunar o paséis un rato más grande durmiendo. Las tardes pueden estar llenas de tiempo para ir a la playa, visitar un parque acuático o una siesta si tenéis hijos/as más pequeños/as. Las noches pueden incluir cenar fuera, paseos locales, ver una película o jugar a juegos de mesa. 
  • Actividades alternativas. Todos los miembros de la familia deben poder disfrutar de las vacaciones, por lo que es una buena idea alternar actividades para que cada miembro sienta que ha hecho alguna cosa que le gusta (aunque solo sea por un corto periodo de tiempo) la mayoría de días. Las comidas pueden actuar como puntos naturales de cambio durante el día para cualquier miembro de la familia que tenga dificultades para transitar entre actividades. 
  • Probad cosas nuevas. Por mucho que lo intentéis, no todas las actividades que tenéis previstas para las vacaciones serán las preferidas de todos. Explicadlo por adelantado a vuestros hijos /as y animarlos a estar abiertos a conocer nuevos lugares y probar nuevas actividades. Incluso podrían descubrir que les gusta alguna cosa que hacen sus hermanos o padres. 
  • Buscad tiempo para descansar y hacer pausas. Es agradable encontrar ciertos momentos de pausas para comer, cenar y hacer actividades individuales. Los niños más pequeños también pueden necesitar una siesta o un rato tranquilo.
  • Estad preparados para la decepción. Por mucho que planifiquéis, todo NO saldrá bien. Tanto si se trata de una tienda especial muy llena como para poder entrar, del paseo preferido que está cerrado por reparaciones o una lesión inesperada, es posible que en algún momento se produzca un reto durante las vacaciones. Preparad a vuestros hijos/as lo mejor posible y adaptad los planes para reprogramar las actividades preferidas cuando sea posible.  

​Acceso a la fuente de consulta: 

Managing Expectations for Family Vacations. Children's Hospital of Philadelphia.

×

#BHHAwards 2021

Relevant Actors in the Health Sector

El hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha sido nominado a los premios BHH Awards 2021, en la categoría de Mejor Hospital Innovador: por implementar y ofrecer herramientas digitales para mejorar el viaje y la experiencia de los pacientes y sus familias. ¿Nos ayudas a hacerlo posible? ¡Necesitamos tu voto! Muchas gracias