• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Cómo afecta la crisis a las relaciones entre padres e hijos?

15/11/2012

Estrés económico, familias en dificultades, hijos que no saben cómo reaccionar… Ya no es mera especulación: la crisis afecta a las relaciones familiares, según un estudio.
Diversos investigadores de la Universidad de Nebraska, en Lincoln (EE. UU.), y de la Universidad Brigham Young, en Utah (EE. UU.), han analizado datos de encuestas realizadas en 2009 y en 2010 a unas 500 familias con hijos de 10 a 14 años. Los resultados han sido claros: la crisis actual supone un precio para los vínculos entre padres e hijos .

Muchos padres se encuentran bajo estrés financiero, y aseguran que se sienten menos conectados con sus hijos. Al mismo tiempo, los hijos afirman que son menos propensos a actuar de forma generosa.

En la encuesta, los padres entrevistados eran también más propensos a padecer síntomas de depresión a medida que crecían sus dificultades económicas. Eso les hacía sentir menos cercanos a los hijos, e incluso, tener menos tiempo para hablar con ellos y saber qué les preocupa.

Lo más sorprendente fue la respuesta de los niños. Estos afirmaban ser menos propensos a actividades como el voluntariado, la ayuda a los amigos o familiares, los pequeños favores a los demás o acompañar a personas que se sentían tristes. Es decir, se observa una disminución de la solidaridad a medida que desaparece la abundancia en casa .

Uno de los coautores de este estudio, Gustavo Carlo, concluyó que “los efectos del estrés económico están presentes y tienen un impacto sobre las familias que consideramos de clase media y clase media alta ”. Él mismo señaló que, en realidad, se trata de familias que aparentemente podrían sentir menos los efectos de la crisis económica que otros colectivos, ya que pueden acceder a ciertos recursos que otras familias no pueden obtener tan fácilmente.

En muchos casos, los padres pasan a estar mucho más preocupados por el trabajo, ya sea porque hay menos recursos y hay que invertir más horas o porque los sueldos se reducen. Eso hace que los problemas de los hijos queden relegados a un segundo plano. A pesar de ello, los hijos notan en seguida cuándo hay dificultades en su hogar .

La mayoría de las familias entrevistadas eran del noroeste de Estados Unidos, una zona en principio menos afectada que otras por la crisis económica. Los especialistas que analizaron la encuesta señalaron que es perfectamente posible extrapolar estos resultados a otras zonas del mundo. Es más: según ellos es fácil imaginar que los efectos descritos serán peores cuanto más fuerte sea la afectación de la crisis.

Fuentes : http://www.psiquiatria.com/noticias/psiq_general_y_otras_areas/54998/
www.wiley.com/bw/journal.asp?ref=1050-8392

Comparte