• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Qué aporta el ocio a tus hijos?

28/01/2015

Durante el tiempo libre, tus hijos pueden disfrutar de aficiones y actividades de ocio. Éstas van mucho más allá del entretenimiento, son también fuente de muchos beneficios para los niños. ¿Sabes cuáles?

Los beneficios del ocio en los niños

Las actividades de ocio que se llevan a cabo durante el tiempo libre de tus hijos, es decir, cuando salen de la escuela, los fines de semana o en vacaciones:

  1. Estimulan la participación social: el tiempo libre es un buen momento para la implicación de los niños en actividades ciudadanas, sociales y cívicas
  2. Consolidan la identidad cultural: es momento de vivir la propia cultura y de aprender otras. Además, en el tiempo libre se pueden aprender nuevos lenguajes de expresión humana, como la música, la pintura, etc
  3. Impulsan las relaciones personales: es tiempo de encontrarse con uno mismo y con los demás. En él tus hijos descubrirán sus propias capacidades pero también convivirán en grupo
  4. Favorecen la interiorización de valores humanos: como la solidaridad, la libertad, la generosidad, la responsabilidad, el compromiso o la cooperación.
  5. Compensa las desigualdades: pues nivela los desequilibrios sociales.

Cómo hacer que tus hijos disfruten del tiempo de ocio 

De este modo, tu papel como padre es el de animar a tus hijos a disfrutar de este tiempo, aunque debes tener en cuenta que:

  1. Debes orientar, guiar y exponer a tus hijos a una gama de actividades variada para que elijan una afición.
  2. Debes ser un observador y no dirigir a tus hijos durante el juego, sino que dejar que se desenvuelvan para descubrir sus habilidades y aptitudes.
  3. Es bueno que organices el espacio de juego: los niños se sienten incentivados por un rincón de juegos en el que dispongan de diversos materiales lúdicos y deportivos. Será también una forma de ir descubriendo sus preferencias.
  4. Recuérdales que primero tienen una responsabilidad con su estudio y después está el ocio: a pesar de todo, las horas de estudio deben ser también controladas, para evitar que se fatiguen y las acaben dejando de lado.
  5. Acostúmbrales a concebir el tiempo de ocio como un momento en el que puede hacer cosas que le apetecen. 
  6. Comparte aficiones con ellos pero no les obligues a hacer algo que no quieran: si a ti te motiva algún deporte es posible que a tus hijos les guste pero también es posible que no. No intentes que haga lo que no quiere. Ten claro que los niños juegan para sentirse realizados y a gusto con ellos mismos, no para satisfacer a los mayores.

De este modo contribuirás a que los niños disfruten de su tiempo libre y que lo hagan con actividades que les aporten conocimiento, valores y diversión. Apóyales y estimúlales pero sobre todo, deja que escojan y que tengan, en este aspecto, autonomía y libertad.

Acceso a los documentos originales:

El tiempo libre infantil y juvenil. Educación en valores. [Fecha consultada: 28/01/2015] 

Manejo del tiempo libre. La Familia [Fecha consultada: 28/01/2015] 

Tiempo libre y ocio. FAPAR. [Fecha consultada: 28/01/2015] 

Tema: 

Comparte