• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Antes de ir a dormir... ¡lLéeles un cuento! Es bueno para su salud

06/06/2014

Tener una rutina antes de ir a dormir disminuye la aparición de trastornos del sueño. Una actividad como leer cuentos tiene una gran cantidad de beneficios para la salud y capacidad intelectual de los niños. 

Cuando lees en voz alta a tus pequeños e incluso si compartes con ellos la lectura de un cuento, les estás entreteniendo, relajando y además, exponiendólo a una rica fuente de conocimiento de la que sacarán mucho partido en su día a día y en su futuro.  

A continuación presentamos 5 beneficios relacionados con el hábito de leerles cuentos:

1. Aumenta su capacidad de alfabetización

Es decir, de adquirir todos aquellos conocimientos que los niños desarrollan antes de aprender las normas convencionales de lectura y escritura. De este modo, los niños empiezan a reconocer letras, entender el significado de una letra impresa y saber cómo sujetar el libro e incluso la forma de pasar la página. 

Además, al oír la narración, poco a poco van interiorizando elementos de sintaxis, gramática, registros y estructuras. La fonética y la entonación también son conocimientos que adquieren al oír los cuentos. Todo ello contribuye, no sólo a que les guste leer y aprender, también a que desarrollen una buena comprensión lectora y a que conozcan vocabulario muy diverso. Además, si conectas el argumento del libro con el mundo de tus hijos, les estarás enseñando formas de entender su entorno y de actuar en ciertas situaciones, de modo que harás que se desarrollen sus capacidades para relacionarse.

2. Estimulan el cerebro

Así lo corrobora la Universidad de Oxford en un estudio que mostraba que es trece veces más probable que los niños tengan un buen nivel de lectura si han aprendido a disfrutar de los libros por placer. Este mismo momento de relajación puede reducir el estrés del día a día. De hecho, una investigación de la Universidad de Sussex afirma que lo hace en un 68%. 

3. Crea una rutina antes de ir a la cama 

Se crea una rutina que favorece que el niño se acueste en su cama para después dormirse

4. Sueño más prolongado

Las rutinas bien establecidas facilitan un sueño más prolongado, lo que conlleva beneficios físicos y de comportamiento. 

5. Vinculación afectiva

Un estudio del Journal of Development and Behavioral Pediatrics demostró que leer a los niños despierta en los padres una ternura similar a la que sienten las primeras semanas de vida de los pequeños. Es pues, un momento muy especial que vale la pena aprovechar.

Se recomienda que la costumbre de leer un cuento a tu hijo antes de que se vaya a la cama continúe, por lo menos, hasta que tengan más de nueve años, para no dejar de favorecer y mejorar día a día sus capacidades académicas. 

Es recomendable pues, que implantes este hábito en casa. Le estarás regalando a tu hijo muchos conocimientos de una forma divertida y además fomentarás unos hábitos de sueño favorables y reforzaréis vuestros lazos afectivos.

Referencias bibliográficas:

Why bedtime Reading rules. Harper Collins

Comparte