• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Por qué algunas embarazadas presentan diabetes gestacional

19/05/2020

​La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se detecta por primera vez en el embarazo (se estima que entre un 6 y un 12% lo padecen) y se traduce por una disminución de la tolerancia a los hidratos de carbono que empieza o se diagnostica durante el embarazo.

Una de las consecuencias directas más frecuentes es el aumento de peso del bebé y mayor probabilidad de que desarrolle diabetes tipo 2 u obesidad en su infancia e incluso en la fase adulta.

En caso de aparecer, la diabetes gestacional se diagnostica entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

Causas de la diabetes gestacional

Se desconocen las causas exactas que provocan este tipo de diabetes pero una de las causas más aceptadas entre los expertos es por causas hormonales. Concretamente se cree que las propias hormonas que regulan diferentes procesos del embarazo podrían provocar un aumento de la resistencia periférica de la insulina, afectando su función y provocando que aumenten los niveles de azúcar en sangre.

Hay algunas situaciones que predisponen a algunas mujeres a desarrollar este tipo de diabetes:

  • Edad de más de 35 años.
  • Antecedentes familiares de primer grado de diabetes mellitus.
  • Antecedentes de diabetes gestacional o macrosomía en embarazos anteriores.
  • Obesidad (Índice de Masa Corporal IMC igual o superior a 30 kg/m2).
  • Grupos étnicos de riesgo (afroamericanas, asiáticas, hispanas e hispanoamericanas).

Síntomas de la diabetes gestacional

Estas pacientes no presentan síntomas y solo se confirma la diabetes a través del diagnóstico por parte del profesional.

Sin embargo, puede aumentar la morbilidad materna y fetal: estados hipertensivos del embarazo, macrosomía fetal y distocia de hombros en el parto.

Tratamiento

El tratamiento de cualquier tipo de diabetes se basa en intentar mantener el nivel de azúcar en sangre hasta alcanzar los rangos normales. Se harán controles de glucemia capilar: antes del desayuno y una hora después de las comidas principales. En el caso de la diabetes gestacional también se realizará un seguimiento del estado de salud del bebé.

El tratamiento se basará en:

  • Seguir una alimentación saludable, que sea moderada en grasas y proteínas, rica en frutas, verduras y carbohidratos complejos y baja en alimentos con elevados niveles de azúcar. Hay que evitar los azúcares de absorción rápida. Fraccionar la dieta en seis comidas. El aporte calórico de la dieta estará relacionada con el IMC.
  • Hacer ejercicio físico moderado a diario. Por ejemplo: caminar o hacer preferiblemente ejercicios de brazos.
  • En algunos casos la mujer deberá inyectarse insulina, cuando los niveles de azúcar en sangre no sean normales. La insulina no perjudica al feto ni a la madre.

Pronóstico

La mayoría de embarazadas consiguen controlar los niveles de azúcar pero tienen mayor riesgo de sufrir estados hipertensivos del embarazo. La mayoría de bebés nacen sin ningún problema de salud importante, aunque sí suelen nacer con más peso y son más propensos a tener hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) los primeros días.

Después del parto, los niveles de azúcar suelen volver a la normalidad, aunque se recomiendan controles de seguimiento con el médico. Se tienen que hacer una prueba de sobrecarga oral a la glucosa entre las 6 - 8 semanas post parto si no hay lactancia. En los demás casos se hará cuando termine la lactancia materna.

Hay que informar del riesgo de diabetes mellitus tipo 2, síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular en un plazo más o menos largo para controlar los factores de riesgo (principalmente el peso) y animar a seguir un estilo de vida saludable. De hecho, muchas mujeres con diabetes gestacional desarrollan diabetes al cabo de 5 a 10 años después del parto.

Comparte