• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Alcohol y embarazo: una relación poco saludable

04/03/2019

Un estudio llevado a cabo por investigadores de Cataluña e Italia, publicado en la revista científica Alcohol, revela que un 42% de las embarazadas toman alcohol, aunque no lo explican en las entrevistas con el personal sanitario.

El estudio, realizado por un equipo de investigadores de BCNatal (Centro de Medicina Maternofetal y Neonatal de Barcelona, del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y el Hospital Clínic), conjuntamente con investigadores de Italia y liderado por la Dra. Lola Gómez Roig, ha puesto de manifiesto que la ingesta de alcohol durante el embarazo todavía está infravalorado.

La percepción que se tiene de riesgo en el feto por culpa del consumo de alcohol es baja o nula en las mujeres embarazadas, indica la investigadora. Además, en nuestra sociedad el consumo habitual, una copa de vino o una cerveza, no se ve como una práctica de consumo de alcohol que deba notificarse al médico.

Como se llevó a cabo el estudio

El objetivo del estudio fue analizar los hábitos en el consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo, en una muestra de 153 mujeres del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Para ello, se compararon los resultados obtenidos durante las entrevistas a las embarazadas y madres recientes, con los resultados del análisis de su cabello a través de dos biomarcadores (nicotina por el tabaco y etilglucurónido -EtG- para el alcohol).

De este modo se obtenía tanto la percepción de las mujeres, como los datos objetivos sobre si habían consumido alcohol o tabaco durante los meses de gestación.

Una percepción distorsionada

Las grandes diferencias se dieron en el consumo de alcohol. Según las respuestas a los cuestionarios, solo un 2,6% de las mujeres reconocía haber consumido alcohol más de una vez durante el embarazo, pero los análisis de cabello mostraban unos datos muy diferentes. Solo un 35,3% mantuvieron una abstinencia total, pero un 62,7% había tomado alcohol y un 2% había consumido una cantidad excesiva.

El hecho de que un 42% de las embarazadas tomen alcohol, pero solo un 2,6% lo reconozca, implica que existe una diferencia entre la percepción que tienen las embarazadas, y su consumo real.

Muchas mujeres creen que ingerir pequeñas cantidades de alcohol -como una copa de vino a la semana, considerado consumo social- no es nocivo para el feto, pero investigadores alemanes han demostrado que las mujeres que toman alcohol durante el embarazo, incluso todo en pequeñas cantidades, pueden tener hijos con un nivel intelectual inferior.

El caso del tabaco

En el caso del tabaco, las respuestas a los cuestionarios daban resultados muy similares al análisis de cabellos. Un 28,1% reconocían haber fumado habitualmente o alguna vez durante el embarazo. Según los análisis de cabello, el 7,2% de las mujeres eran fumadoras habituales, un 16,3% fumadoras ocasionales o pasivas y un 76,5% de ellas no estaban nada expuestas al tabaco.

El hecho de que en el caso del consumo de tabaco durante el embarazo, la comparativa entre los resultados de las entrevistas y el análisis del cabello fueran muy similares, demuestra que las mujeres sí son conscientes de su consumo de tabaco. El bajo número de mujeres fumadoras durante el embarazo, solo el 7.2%, indica que las políticas de sensibilización sobre los efectos negativos del tabaco durante el embarazo hacen los efectos deseados, comenta la Dra. Gómez-Roig.

Consumo recomendable: cero

Los autores recuerdan que solo hay un nivel de consumo de alcohol y tabaco seguro durante el embarazo y la lactancia: cero.

El alcohol puede incidir negativamente en el crecimiento del bebé, afectar su desarrollo neuronal e incrementar el riesgo de enfermedades en la edad adulta. Es por ello que, a consecuencia de este estudio, los investigadores se plantean la necesidad de hacer un esfuerzo para reducir el consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo.

Es necesario cambiar la percepción que la sociedad tiene del consumo de alcohol, y los sistemas de sanidad pública deben incrementar las políticas de sensibilización e información del consumo de estas sustancias, para concienciar a la sociedad de sus riesgos. Sobre todo en el caso del alcohol.

Acceso a la fuente de consulta

Maternal hair testing to disclose self-misreporting in drinking and smoking behavior during pregnancy. Alcohol Journal - Science Direct [Fecha de consulta:04/03/2019]

Comparte