• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Es aconsejable la administración de paracetamol antes de la vacunación?

13/09/2018

Entre los efectos adversos de la administración de muchas vacunas se incluyen la fiebre, el malestar y el dolor en la zona de inyección de la misma. 

En función del tipo de vacuna, la fiebre puede aparecer el primer día, como en el caso de la vacuna frente al neumococo, o al cabo de unos días, incluso más de una semana, como en el caso de la vacuna triple vírica. 

En muchas ocasiones la fiebre suele ser leve-moderada y limitada a unas horas, por lo que podría no ser necesario tratarla con antitérmicos ya que representa un mecanismo natural de reacción de nuestro organismo frente a la administración de la vacuna. 

En otros casos, sin embargo, la fiebre puede ser elevada, como en el caso de la vacuna del meningococo B (Bexsero®). En estas situaciones el uso de antipiréticos, tales como el paracetamol, puede estar justificado para aliviar la fiebre y el dolor y el malestar acompañantes. 

Sin embargo,  el uso de los antitérmicos antes o en el momento de la vacunación para prevenir la aparición de fiebre y el malestar tras la administración de las vacunas ha generado controversia en los últimos años.  

Numerosos estudios realizados con diferentes vacunas (hexavalente, neumocócica, antigripal…) han demostrado que la administración de paracetamol o ibuprofeno antes o durante la vacunación interfiere con la respuesta inmunológica a la vacuna, si bien los mismos concluyen que esta alteración no afectó al nivel de protección global y a la efectividad producido por la misma. Este efecto parece ser más acusado cuando se trata de la primera dosis de la vacuna administrada.

En este sentido, los estudios demuestran que el efecto de los antitérmicos con la respuesta inmune se produce cuando se administran de forma preventiva, antes o durante la vacunación, y no unas horas después. 

Teniendo en cuenta esta evidencia y que en la mayoría de casos la fiebre y el malestar son ligeros y limitados, las sociedades científicas, entre ellas el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, desaconsejan actualmente el uso de paracetamol para prevenir la aparición de fiebre post-vacunación.

Comparte