• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La luna, un cortometraje que combina creatividad, intuición y pasión

La luna
26/05/2017
  • Título: La luna 
  • Guión y dirección: Enrico Casarosa
  • Música: Michael Giacchino
  • Producción: Pixar
  • Género: animación 
  • Edad: a partir de 3 años
  • Temàtica: tolerància, creativitat, curiositat, confiança en un mateix 

Descubrimos esta pequeña joya de la animación titulada La luna con el estreno del largometraje animado Brave. Como ya es tradición, la proyección de las películas de la extraordinaria factoría de sueños llamada Pixar está precedida por el estreno de un cortometraje que hace las delicias de pequeños y mayores, y genera tanta o más expectación que el largometraje en sí mismo.

En este sentido, La luna es un cuento precioso con un niño muy pequeño como protagonista, que despierta gran ternura y encomienda vitalidad. Asimismo, la historia tiene la capacidad de sorprender con un relato original y mágico que explica que la luna crece y mengua en las diferentes fases lunares. Y es que todo se debe al oficio que lleva adelante una familia desde hace tres generaciones.

Escrito y dirigido por Enrico Casarosa (Ratatouille; Up), el corto es la historia del primer día de trabajo en familia de un pequeño niño. Dentro de la barca acompaña a su padre y a su abuelo que, por primera vez, le descubren el trabajo que a partir de ese momento él también tendrá que hacer. Y ese es el punto interesante: el debate entre tradición e innovación, entre hacer las cosas como se han hecho siempre o si hay que cambiar y encontrar nuevas maneras de hacer desde la creatividad, la intuición y la pasión.

El abuelo y el padre rivalizan ante el niño para quedarse como el que más y mejor conoce el oficio. La disputa tiene que ver con el ego ya que quien más conocimientos tiene es el encargado de instruir el pequeño aprendiz. Pero el giro maravilloso de la historia llega cuando el niño se rebela como el auténtico maestro en resolver un imprevisto técnico ante la incapacidad de los adultos.

El muchacho de mirada fresca y lúcido ingenio resuelve el problema con las herramientas que su padre y el abuelo han perdido: la imaginación, la creatividad y la capacidad de innovación. También la capacidad de sorprenderse es importante. Son las habilidades que forman el talante inquieto y entusiasta del niño que, de manera natural, busca su identidad en su visión singular de lo que debe ser el oficio adaptado a los nuevos tiempos.

La luna es, pues, un cortometraje para todos los públicos, pero quizás sean los adultos quienes más provecho pueden sacar si se sabe reconocer y poner en valor la sabiduría intuitiva de los niños, a menudo ignorada o menospreciada por los adultos.

Los niños, por su parte, disfrutarán de esta fábula colorista y preciosa que los interpela para que confíen en ellos mismos, en sus habilidades racionales e intuitivas, para resolver y crecer ante los retos de la vida.

La luna estuvo nominadda a los premios Oscar de 2012, en la categoría de Mejor Cortometraje de Animación.

Película recomendada por:

Sandra Gómez Rey. Contes de Mantega

Comparte