• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Laberinto de la gota de agua: ¡un laberinto de posibilidades líquidas para grandes y pequeños!

Laberinto de la gota de agua
13/11/2017

¡Un laberinto de posibilidades líquidas para grandes y pequeños!

  • Fabricante: Grimm 's
  • Categoría: Reglas simples. Circuito.
  • Edad recomendada: a partir de 3 años
  • Nº jugadores: 1 o 2 cogiendo el mismo laberinto, pero también se pueden hacer competiciones con más jugadores  anotando el tiempo que hace cada uno.
  • Tiempo de juego: aquí manda la fascinación del jugador y su imaginación para experimentar!

Capacidades que potencia:

  • Actividad individual
  • Coordinación de movimientos
  • Atención
  • Reflexión
  • Creatividad
  • Razonamiento
El laberinto de la gota de agua basa su originalidad en su diseño, hecho para que puedan circular gotas de agua. Permite que estas se separen y se vuelvan a juntar, aumentando la ludicidad y las posibilidades de juego.

Además se puede usar colorante alimentario para hacer competiciones entre ellas. Está fabricado con madera de alta calidad, dotando al juguete además de valor estético. Los laberintos han fascinado siempre a grandes y pequeños por el reto que conlleva. Es el placer de la competición con uno mismo para ganar el laberinto y encontrar la salida. Los más grandes pueden incluso hacer competiciones a contrarreloj. ¡Seguro que cuando sean mayores no se podrán deshacer de él!

Spiel de Grimm y Holz Design fabrican juguetes con materiales de alta calidad desde el año 1978. Se inspiran en la filosofía de la educación Waldorf para crear juguetes únicos, sencillos y atractivos, con materiales naturales. Su objetivo es ayudar a niñas y niños en su desarrollo y creatividad, a través de formas simples que favorezcan su imaginación. Por eso tienden a un diseño minimalista combinado con atractivos colores. Parten de la idea de que lo más sencillo es a menudo lo más efectivo.
 
El laberinto tiene un diámetro de 25 cm. para facilitar su manipulación. Está diseñado de forma que permita el juego a los más pequeños, simplemente disfrutando con el desplazamiento, pero a la vez tenga la suficiente complejidad para niños mayores, que pueden hacer todo el recorrido para encontrar la salida. El hecho de que sea agua, y no bolas, permite a niñas y niños hacer hipótesis sobre cómo el líquido se adapta a la superficie o en qué momento se fragmentará.

Valores educativos y de salud

El laberinto es una de las mejores herramientas para desarrollar la coordinación espacial y al mismo tiempo mantener la atención. Este juego es por sí retador, lo que hace que la persona que juega tenga un alto nivel de motivación, potenciando la autoestima para establecer sus propias metas. Las habilidades básicas de concentración, análisis, desarrollo del pensamiento físico y memoria están garantizadas.

Además se puede convertir en un juego estético, casi de contemplación, quedándose sumergido sólo en el movimiento del agua y su transformación dentro del circuito. Los más creativos pueden teñir las gotas para hacer carreras o probar con líquidos de diferentes densidades para extraer hipótesis sobre su desplazamiento.

El hecho de que el agua tenga que añadirse con una jeringa, favorece el desarrollo de la psicomotricidad fina y la precisión en los más pequeños. Aunque el laberinto ha sido diseñado para un jugador, se puede crear un juego cooperativo cogiéndolo por ambos lados. Se puede jugar con una gota para hacerla llegar a la salida, pero también con varias a la vez, de manera que van formando un gran gusano líquido.

Juego recomendado por:

Logo_Marinva

Comparte