• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Dieta vegetariana y vegana en niños. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Cesta de vegetales
01/08/2016

Desde hace años se ha extendido por todo el mundo la tendencia culinaria del vegetarianismo como forma de vida saludable. ¿Pero sabemos realmente en qué consiste, los diferentes tipos de dieta vegetariana que existen y si es o no recomendable para el consumo infantil?

La dieta vegetariana se basa en evitar la ingesta de carne y pescado, aunque encontramos distintos tipos según sea más o menos estricto. Encontramos la dieta ovo-lactovegetariana que incluye alimentos derivados de los animales como los huevos o productos lácteos, o la dieta lactovegetariana que incluye productos vegetales y lácteos. El vegetarianismo más estricto es lo que se conoce como veganismo, actualmente muy de moda, el cual rechaza la ingesta de cualquier producto o derivado de origen animal, como los lácteos, huevos o miel.

Durante la etapa de desarrollo y crecimiento de los niños existen requerimientos nutricionales específicos, por tanto estas dietas las consideramos restrictivas de ciertos nutrientes y, seguidas de una manera no controlada, pueden surgir deficiencias o enfermedades.

En el ámbito médico, se recomienda que la alimentación sea adecuada, suficiente, completa, variada y equilibrada, por lo tanto es aconsejable que su alimentación incluya todos los grupos de alimentos.

Consideraciones a tener en cuenta en caso de seguir una dieta vegetariana o vegana

Para aquellas familias que opten por una dieta vegetariana o vegana deben tener en cuenta ciertas pautas o indicaciones para conseguir que los niños tengan una dieta lo más variada y nutritiva posible adaptada a sus necesidades.

Se desaconseja que los niños tomen suplementos nutricionales si se pueden conseguir niveles óptimos con una dieta equilibrada. Es cierto que llevar una dieta vegetariana (ovolacto- o lacto-vegetariana) es más equilibrada que la dieta vegana, ya que incluye más variedad de grupos de alimentos. Sin embargo, también se deben tener en cuenta ciertas recomendaciones nutricionales cuando se sigan este tipo de dietas.

Las personas que siguen una dieta vegetariana o vegana tienen una aportación extraordinaria de fibra, vitaminas, minerales y otros compuestos no nutrientes (antioxidantes, polifenoles, esteroles), ya que consumen más fruta, verdura, legumbres, cereales, y menor cantidad de grasas saturadas, proteínas animales, y por tanto, colesterol. Los veganos tienen un consumo nulo de colesterol, no ingieren ningún producto ni derivados de origen animal. En un estudio británico se ha observado que los niños en edad escolar con dieta vegetariana consumen más cantidad de fruta y verdura, legumbres y cereales, y la mayoría de vitaminas y minerales se encontraban en niveles superiores a excepción del calcio.

Por otra parte, debe considerarse que la ingesta exclusiva de productos de origen vegetal, sobre todo en el veganismo, aportan menor cantidad de proteínas, grasas esenciales y ciertos minerales y vitaminas si no se sigue de manera controlada y correcta.

Por todos es conocido que el pescado azul es uno de los alimentos con más cantidad de grasas omega-3 con propiedades cardiosaludables. Pero hay otros productos de origen vegetal con gran cantidad de omega-3, como los frutos secos (nueces) o las semillas (lino o chía), que aportan las cantidades requeridas diarias de esta grasa esencial. Para los niños, el omega-3 es necesario para el desarrollo y funcionamiento del cerebro, la función cognitiva y reduce la inflamación.

El hierro (Fe) es un mineral esencial y con elevada controversia en dietas vegetarianas, ya que el Fe hemo, sólo presente en carnes, es más biodisponible y se absorbe mejor por el organismo. Los vegetales tienen una gran cantidad de hierro pero al estar presente otros compuestos (fitatos, fibra) dificultan su absorción. Una manera de absorber el hierro presente en los alimentos de origen vegetal es combinarlos con vitamina C. La absorción del zinc (Zn) también es menor por la presencia en los vegetales de compuestos (fitatos y oxalatos) que inhiben su absorción, y por tanto en niños se debe vigilar ya que tienen unas necesidades de Zn más altas.

El calcio (Ca) es un mineral indispensable para la buena formación de los huesos en etapas de crecimiento, las mejores fuentes de Ca son la leche y los derivados lácteos pero alimentos de origen vegetal como los frutos secos, col, brócoli o sésamo aportan grandes cantidades de calcio para alcanzar los requerimientos nutricionales diarios establecidos. Pero para la correcta formación de los huesos se necesita vitamina D, responsable de depositar el Ca en los huesos, por lo tanto en etapas de crecimiento los requerimientos de vitamina D son casi el doble que los de un adulto (5g / día). Si se sigue una dieta vegetariana o vegana, los niveles de vitamina D pueden ser inferiores a los recomendados, ya que todo está presente en derivados lácteos, huevos y algunos pescados azules, aunque la vitamina D también puede ser sintetizada en la piel gracias a los rayos solares .

Uno de los principales problemas de las dietas vegetarianas es el déficit de vitamina B12 o cobalamina, pues esta vitamina sólo se encuentra presente en productos de origen animal. En la población infantil, los requerimientos nutricionales de vitamina B12 son diferentes dependiendo de la edad, varían entre 0,5-1,5 g / día. Esta es una cantidad pequeña pero indispensable para el correcto desarrollo de los niños, ya que es una coenzima implicada en diferentes vías metabólicas, esencial para la formación de los glóbulos rojos y el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Si hubiera déficit de vitamina B12 podrían darse episodios de anemias, neuropatías o aterosclerosis.

La vitamina B12 no sólo afecta a niños y niñas vegetarianos o veganos, sino a las mujeres embarazadas o lactantes. Estas tienen unos requerimientos elevados de vitamina B12 (2,2g/día y 2,6g/día, respectivamente) ya que son las únicas vías que suministran esta vitamina en el feto o neonato. Por lo tanto, cubrir las necesidades nutricionales de vitamina B12 con suplementos o alimentos suplementados es indispensable para el desarrollo del feto y neonatos.

Otra cuestión que crea controversia es la tendencia de una dieta restrictiva en ciertos alimentos y hasta qué punto se puede escoger un tipo de dieta para un bebé o niño.

Es cierto que si se controla no debe haber ningún problema ni complicación, pero hay que ser consciente de que con una dieta equilibrada se puede llegar a conseguir todos los niveles de macronutrientes y micronutrientes que un niño necesita sin suplementación.

En este sentido, los médicos y nutricionistas no se ponen de acuerdo a la hora de recomendar el consumo de dietas vegetarianas o veganas en población infantil. Actualmente, no existe una posición unánime en contra oa favor del seguimiento de este tipo de dieta, pero hay que estar informado y bien aconsejado por parte de médicos y nutricionistas, para tener una buena planificación y poder suplir todos los requerimientos nutricionales de los niños.

Sabiendo en qué consiste una dieta vegetariana, los diferentes tipos y los beneficios e inconvenientes de seguirla, a la hora de elegir el tipo de dieta, se debe tener en cuenta la salud y necesidades especiales de cada niño, ya que ante todo, tiene que haber un correcto desarrollo infantil.

Acceso a las fuentes de consulta:

Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR) para la Población Española, 2010. Act Diet. 2010; 14 (4): 196-197. Consultado el [12/07/2016]. 

Linus Pauling Insitute (Oregon State University; OSU). Centro de Información de Micronutrientes. Consultado el [12/07/16]. 

Ángel Gil Hernández. Tratado de Nutrición. Tomo I. Bases Fisiológicas y Bioquímicas de la Nutrición. 1ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2005. Pàgs 748-752.

Ángel Gil Hernández. Tratado de Nutrición. Tomo 3. Nutrición Humana en el Estado de Salud. 1ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2005. Pàgs 18-43. 

National Insitute of Health [Internet]. Consultado el [11/07/2016]. 

Unión Vegetariana Internacional (IVU) [Internet]. Reed Mangels. Consultado el  [11/07/2016]. 

Mangels AR, Messina V. Considerations in planning vegan diets: Infants. J Am Diet Assoc. 2001; 101: 670-677.

Programa de intervención para la prevención de la obesidad infantil. Dietas Vegetarianas. Consultado el [11/07/2016]. 

Artículo escrito por:

Fundació Alícia

Comparte