• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Crea tu huerto en casa y ¡cómetelo!

Niña en un huerto
20/03/2017

Las verduras y las hortalizas, junto con las frutas, son un pilar clave en una dieta saludable y equilibrada.

Nos aportan gran cantidad de vitaminas y minerales que contribuyen a un buen crecimiento y unas buenas defensas. Además, contienen gran cantidad de agua y fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal. Un consumo adecuado de frutas y verduras mejora el estado general de salud y disminuye el riesgo de padecer distintas enfermedades.

Por estos motivos, es importante que los pequeños de la casa se acostumbren a comer todo tipo de verdura y sigan buenos hábitos alimentarios desde muy pequeños. ¿Sabéis cuál es una de las mejores maneras para que se acostumbren a comerla? ¡Que la cultiven ellos mismos creando un huerto en casa! Si las plantan ellos, verán todo el proceso de crecimiento, del huerto a la mesa, e incluso las encontrarán más buenas.

A continuación presentamos algunos consejos básicos para hacer un huerto en casa:

  1. No es necesario tener un gran jardín para poder crear un huerto urbano, se pueden montar mesas de cultivo en cualquier terraza o balcón. La cantidad y el tamaño de las mesas de cultivo que utilizaremos dependerá del espacio disponible. Estas tablas, al igual que el resto de material que proponemos, se pueden comprar por internet o en las tiendas de jardinería.
  2. La tierra de cultivo más recomendable es la fibra de coco, pero se puede utilizar cualquier tipo de tierra de cultivo apta para plantas exteriores. Y lo más importante, ¿qué hortalizas podemos plantar? Se pueden plantar casi todos los tipos de verduras, nosotros proponemos cuatro fáciles de cultivar y adecuados para esta época del año; la lechuga, los tomates, la zanahoria y el rábano.
  3. La lechuga se puede comprar en un semillero, es decir, comprar la planta pequeña una vez ya se han sembrado las semillas. Sólo hay que trasplantar a la mesa de cultivo y cuidarla para que crezca bien. Recomendamos dos variedades; la maravilla, una variedad verde, y la hoja de roble, una variedad rosada.
  4. Los tomates, al igual que la lechuga, se pueden comprar en un semillero y trasplantarlos en la mesa de cultivo. En este caso, es recomendable atar la planta a una caña de bambú para facilitar su crecimiento. Recomendamos los tomates cherry, ya que tienen un ciclo más corto y son más dulces.
  5. La zanahoria y el rábano se pueden plantar conjuntamente, porque tienen un ritmo de crecimiento diferente. De hecho, se recomienda comprar las semillas, mezclarlas y plantarlas en la misma zona de la mesa de cultivo. El rábano saldrá primero, y una vez cosechado, saldrá la zanahoria.
  6. Para que nos crezcan bien las hortalizas, les debe tocar el sol durante las horas de luz y las tenemos que regar una vez al día. Podemos hacerlo por la mañana, procurando no mojar las hojas, o bien hacia el anochecer. Cuidándolas con afecto y cariño, obtendremos unas verduras buenísimas que podrán formar parte de una gran variedad de platos; fríos, calientes, crudos, cocidos ...

Con el calor del verano, apetecen más las preparaciones frías. Por eso os proponemos algunas recetas de ensaladas donde podréis aprovechar las verduras de vuestro huerto.

Cogollo de lechuga

Cortar un poco el tronco de los cogollos y separar las hojas. Lavarlas y secarlas una por una. Extenderlas en una bandeja para poder llenarlas. Se pueden rellenar de lo que más te guste, en este caso hemos utilizado verduras picadas.

Ensalada de cebolla "a golpes"

Pelar una cebolla y envolverla en un paño de cocina. Colocarla sobre el mostrador de la cocina y darle golpes para que se deshaga y suelte el agua. Lavarla en un colador con agua abundante y separándola con las manos. Escurrirla, secarla y colocarla en un plato. Salar. Rallar algunos tomates maduros por encima. Se pueden añadir aceitunas negras, pimiento verde, o lo que más te guste. Aliñar con una vinagreta o un chorro de aceite de oliva virgen.

Ensalada picada rápida 

Es una ensalada en la que se pueden mezclar todo tipo de verduras. Se trata de utilizar las que tengas en la nevera o las que te apetezcan en el momento. En este caso se propone utilizar lechuga, tomate, zanahoria, pimiento verde, pimiento rojo, calabacín, cebolleta y champiñones. Se deben limpiar todas bien y escurrirlas. Picarlas todas a la vez. Se puede servir en un bol de ensalada o en platos individuales junto con una vinagreta o un chorro de aceite de oliva virgen.

Tomate Cherry

Cortar la parte superior de los tomate cherry y extraer la pulpa con la ayuda de una cucharilla para poder llenarlos posteriormente. Se pueden rellenar de lo que más te guste. En este caso hemos picado varias verduras en trocitos pequeños.

Artículo realizado por:

 

Comparte