• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Resultados de la encuesta de tabaco que se realizó en el hospital

Persona fumando
Fecha: 
17/09/2016

Cada vez la sociedad es más consciente de los efectos tóxicos que tiene el tabaco para la salud del fumador y de las personas que están a su alrededor.

En este sentido, los niños son uno de los grupos más perjudicados e indefensos. Para ello hay que concienciar a la población de los efectos negativos que tiene el humo del tabaco en aquellos espacios donde habitan niños, ya sea en el propio hogar, como el coche o en espacios públicos.

Encuesta sobre el hábito tabáquico en el Hospital

Durante el mes de mayo se llevó a cabo una encuesta sobre el hábito tabáquico a familiares de pacientes del hospital con el objetivo de conocer cuál es el grado de fumadores de nuestros usuarios para poder establecer acciones para reducir su consumo.

A continuación se muestran los principales resultados en el que participó una muestra de 132 personas:

A. Grupos de edad de los participantes

B. Sexo de los participantes

C. Porcentaje de los fumadores según grupos de edad

D. Porcentaje de los fumadores según sexos

1. ¿Eres fumador?

2. En caso afirmativo, ¿a qué edad empezaste a fumar?

3. ¿Cuántos cigarrillos fumas al día?

4. ¿Alguna vez has sentido que te encontrabas mal y lo has relacionado con el tabaco?

5. ¿Fumas habitualmente en tu domicilio y/o coche?

 

6. ¿Has intentado dejar de fumar alguna vez?

7.  ¿Estarías dispuesto a seguir otro programa para dejar de fumar?

8. Si no fumas, ¿te consideras fumador pasivo?

9. ¿Te preocupa que tú y/o tu hijo sea/seáis fumadores pasivos?

10. ¿Te gustaría venir a una charla sobre tabaco?

El tabaquismo pasivo en los niños y adolescentes predispone a enfermedades de vías respiratorias altas y bajas como rinitis, otitis, faringitis, bronquitis, recaídas del asma bronquial así como la muerte súbita en el lactante además de dar un mal ejemplo a seguir.

Por lo tanto es muy importante que los padres y familiares no fumen en presencia de ellos ni en casa ni en el coche. En casa no se debe fumar nunca a menos que sea en el balcón y con la puerta cerrada y ni siquiera cuando está ausente el niño ya que la ropa y tapicería de los sofás quedan impregnados del humo y contaminan constantemente el ambiente.

En el coche no se puede fumar ni con la ventana bajada pues el humo acaba entrando igualmente al vehículo.

Comparte