• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Leche artificial: ¿por qué los bebés que se alimentan con este tipo de leche parecen más calmados?

¿Por qué los bebés que se alimentan de leche artificial parecen más calmados?
Fecha: 
13/01/2012

Según un nuevo estudio, el hecho de que los bebés que se alimentan de leche materna presenten más irritabilidad es normal y no debería ser causa para pasar a alimentarlo con leche artificial.
Un nuevo estudio realizado por la Unidad de Epidemiología del Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés) del Reino Unido sugiere que los bebés alimentados por lactancia materna exclusiva suelen presentar más irritabilidad que los bebés alimentados con biberón.  

En un estudio publicado en el Journal PLoS One en el que se estudiaron 316 bebés de 3 meses, las madres que alimentaban a sus hijos con leche materna (43%) afirmaron que lloraban más y eran más difíciles de calmar que aquellos bebés alimentados con leche de fórmula (28%) o mezclada (29%).

Más que una señal de estrés, los investigadores afirman que la irritabilidad es un aspecto natural de la dinámica de comunicación entre las madres y sus hijos y no debería ser una causa para finalizar la lactancia materna.

El Dr. Ken Ong, pediatra de la Unidad de Epidemiología del CRM y director de la investigación, expone que existe una gran evidencia que reconoce la lactancia materna como la forma más normal y sana de alimentar a los bebés y que los bebés alimentados con leche artificial pueden parecer más contentos, pero varios estudios sugieren que este estado de bienestar puede ser debido a que están sobrealimentados.

El Departamento de Salud del Reino Unido, como muchos otros organismos especializados en salud, recomienda que las madres alimenten exclusivamente a sus bebés con leche materna hasta los 6 meses.

Según un encuesta realizada en 2005 entre madres del Reino Unido, 3/4 partes de ellas empezaban con la lactancia materna pero al cabo de 4 meses esta proporción descendía a una ¼ parte. La mayoría de madres argumentaba que la principal razón de su decisión era que sus hijos no quedaban suficientemente satisfechos, hecho que refleja su percepción de que la irritabilidad en bebés es una señal negativa.

Fuente: Breastfeeding linked to infant temperament http://www.mrc.ac.uk/Newspublications/News/MRC008419

Comparte