• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Día mundial de la lucha contra el sida

Día Mundial de la lucha contra el SIDA
Fecha: 
01/12/2015

Hoy, 1 de diciembre, es el Día mundial de la lucha contra el sida, un día dedicado a dar a conocer los avances contra la pandemia del VIH/sida causada por la extensión de la infección del VIH. Se eligió el 1 de diciembre porqué el mismo día del año 1981 fue cuando se diagnosticó el primer caso de sida.

Actualmente más personas que nunca viven con el VIH, en gran parte debido al mayor acceso al tratamiento. A finales de 2010, aproximadamente 34 millones de personas vivían con el VIH en todo el mundo, un 17% más que en 2001.

Esto refleja el continuo gran número de nuevas infecciones por el VIH y una expansión significativa del acceso al tratamiento antirretrovírico, que ha ayudado a reducir las muertes relacionadas con el sida, especialmente en los últimos años: mientras que en el año 2000 murieron unos 2,2 millones de personas, en el 2010 esta cifra se redujo a 1,8 millones. En 2010 se contabilizaron un total de 2,7 millones de nuevas infecciones, de ellas, entre 400.000 y 450.000 fueron niños. 

Según ONUSIDA, una asociación de las Naciones Unidas que lidera e inspira al mundo para lograr el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH, ya expuso el año pasado el “Plan Mundial para eliminar las nuevas infecciones por VIH en niños para el 2015 y para mantener con vida a sus madres”. Los dos grandes objetivos definidos fueron:

  • Reducir en un 90% el número de nuevas infecciones entre los niños.
  • Reducir el número de muertes de las madres relacionadas con el sida en un 50%.

Este plan proporciona la base para acabar con las nuevas infecciones por VIH en niños y para mantener con vida a sus madres de modo que:

  • Todas las mujeres, especialmente las mujeres embarazadas, tengan acceso a servicios de calidad de tratamiento y prevención del VIH, tanto para ellas como para sus hijos.
  • Se respeten los derechos de las mujeres que viven con el VIH y que se habilite a las mujeres, las familias y las comunidades para que puedan contribuir plenamente a garantizar su propia salud y, sobre todo, la salud de sus hijos.
  • Se destinen suficientes recursos (humanos y financieros) tanto de fuentes nacionales como internacionales de manera oportuna y previsible, al mismo tiempo que se reconoce que el éxito es una responsabilidad compartida.
  • Los programas de VIH, de salud materna, neonatal e infantil y de planificación familiar trabajen juntos para producir resultados de calidad y conducir a una mejora en la salud.
  • Se habilite y se capacite a las comunidades, en particular a las mujeres que viven con el VIH, para apoyar a las mujeres y sus familias para que puedan acceder a la prevención, el tratamiento y la atención respecto al VIH que necesiten.
  • Los líderes nacionales y mundiales actúen de común acuerdo para apoyar los esfuerzos impulsados por los países y que rindan cuentas por los resultados obtenidos.

Este plan abarca a todos los países de ingresos bajos y medianos, pero se centra en los 22 países con el mayor número estimado de mujeres embarazadas que viven con el VIH.

El plan también incluye un calendario detallado para la acción a nivel comunitario, nacional, regional y mundial para asegurar un rápido progreso hacia la eliminación de las nuevas infecciones por el VIH en niños y conservar la vida de sus madres.

Día Mundial del sida 2015

El Día mundial del sida constituye una oportunidad para aprovechar el poder del cambio social, con el fin de dar prioridad a las personas y cerrar la brecha en materia de acceso. 

El mundo se ha comprometido a poner fin a la epidemia de sida para el 2030 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este objetivo ambicioso, pero plenamente alcanzable, representa una oportunidad única para cambiar el curso de la historia para siempre, algo que nuestra generación debe hacer por las generaciones venideras.

Según ONUSIDA, la buena noticia es que ahora tenemos lo que se necesita para detener la epidemia y evitar que repunte, y así impedir un número sustancialmente mayor de nuevas infecciones por el VIH y muertes relacionadas con el sida y eliminar el estigma y la discriminación relacionados con el VIH.

Ya se ha llegado a 15,8 millones de personas que reciben tratamiento, que es vital. Y cada vez más se pueden mejorar las iniciativas y ser más precisos en la capacidad de llegar a personas que, de otro modo, podrían ser dejados atrás. Así, fijándose en la población y la ubicación, los países pueden redistribuir las oportunidades para mejorar el acceso.

En este Día Mundial del sida, los países están aplicando la Estrategia de Respuesta Rápida de ONUSIDA, y con una inversión inicial apropiada se puede esperar que se cierren más rápidamente las brechas en los servicios esenciales. Esto significa que los recursos podrán ir más lejos para llegar a más personas, cambiándoles la vida.

Con los objetivos de desarrollo sostenible, el mundo ha entrado en una nueva era de innovación e integración. Y hay una mayor comprensión sobre cómo están interconectados los objetivos globales y una mejor valoración para avanzar juntos. 

 

Fuente: 

Tags: 

Comparte