• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Qué vitaminas necesita mi hijo?

13/07/2011

Las vitaminas son aquellas sustancias naturales necesarias para que todo ser vivo desarrolle sus funciones vitales y que nuestro organismo no es capaz de producir por sí mismo .

Por lo tanto, efectivamente, tus hijos necesitan vitaminas para crecer fuertes y sanos, y lo más importante: podemos garantizar su suministro con solo mantener una dieta variada y tomar un poco el sol.

Así, hay una serie de cosas que nos interesa saber: existen dos tipos de vitamina, las que se disuelven en grasas (A, D, E, K y F) y las que se disuelven en agua (B y C).  No son buenos ni una carencia, que puede producir pelagra en el caso de falta de vitamina B1 o raquitismo en el de la D, ni un exceso de vitaminas, que puede llevar a la intoxicación, caso de la vitamina A.

Los lactantes reciben prácticamente todo el aporte vitamínico a través de la leche materna. Algunos pediatras recomiendan un suplemento de vitamina D en el primer año de vida de nuestro bebé durante el invierno y solo si residimos en regiones poco soleadas, pues ésta se adquiere por la piel gracias a los rayos de sol.

No se debe transmitir a los niños que necesitan pastillas o jarabes para estar fuertes y sanos. Las vitaminas están en los alimentos y una buena dieta evitará que tengamos que recurrir a complementos vitamínicos o medicamentos. Pero ¿qué dieta garantiza un aporte vitamínico adecuado?

No nos obsesionemos con un método particular, lo más importante es garantizar una variedad y equilibrio. Para ello, veamos en qué alimentos se puede encontrar cada vitamina:

  • Vitamina A: importante para el desarrollo de los huesos, la prevención de enfermedades infecciosas y la reparación de las células, es asimismo muy buena para la vista y el aparato reproductivo y tiene la propiedad de ser antioxidante. Está presente en: leche, queso, mantequilla, zanahoria, tomate, espinacas, calabaza, brócoli, perejil, lechuga, melón, mango, papaya, durazno, aceite de hígado de pescado, aceite de soja y en la yema de huevo.
  • Vitamina D: muy buena para la absorción del calcio y el fósforo, lo cual fortifica huesos y dientes.  La podemos encontrar en: lácteos como la leche fortificada, quesos, yema de huevo, sardina, salmón, atún, aceites de pescado, hígado y en la luz solar.
  • Vitamina K: especialmente indicada para la coagulación (prevención de hemorragias) y la formación del tejido óseo. La encontraremos en: vegetales verdes como la espinaca, la lechuga y el brócoli, aceites vegetales, en el hígado y en los cereales integrales.
  • Vitamina C: la vitamina del zumo de naranja mejora la visión, previene las cataratas y el glaucoma, es antioxidante, antibacteriana, fundamental en la formación del colágeno, antihistamínica y disminuye la presión arterial, además de reparar huesos, cartílagos y dientes. Se encuentra en: frutas cítricas, la coliflor, los pimientos, las espinacas, el plátano, la piña, la fresa, el melón, los arándanos y las patatas.
  • Vitamina B1: conocida también por el nombre de tiamina, interviene en la absorción de los hidratos de carbono, en la generación de energía y en la absorción de la glucosa por parte del sistema nervioso. Además juega un papel muy importante en el funcionamiento de nuestros sentidos y es buena para la piel. Presente en carnes, en la yema de huevo, frutas y vegetales,  legumbres, cereales integrales y lácteos.
  • Vitamina B2: o riboflavina, produce enzimas que ayudan a transformar de los alimentos en energía, es buena para los ojos, antioxidante, interviene en el mantenimiento de la piel y favorece la conservación de las células del sistema nervioso. Se encuentra en carnes, lácteos, levaduras, vegetales verdes y en cereales.
  • Vitamina B3: conocida como niacina, contribuye a metabolizar carbohidratos, proteínas y grasas, interviene en la circulación de la sangre y la respiración y, además, es buena para el sistema nervioso y la piel.

Referencia bibliográfica:

Vitaminas. Asociación Española de Pediatría. 2011 [acceso 6 de julio de 2011].

Dónde encontrar las vitaminas que tus hijos necesitan. Vida y Salud. 2011 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: 

Comparte