• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Los niños que colaboran en las tareas del hogar son más responsables

17/11/2014

A medida que crecen, es importante que tus hijos asuman responsabilidades y aprendan hábitos, disciplina y normas de convivencia. Una buena manera es hacerles partícipes de las tareas del hogar teniendo en cuenta su edad y grado de madurez.

Hacer la cama, poner los platos en el lavavajillas, ordenar sus juguetes, vestirse o poner la mesa son algunas de las tareas que los niños pueden ir adquiriendo a medida que crecen para así ganar autonomía y responsabilidad.

El hogar es uno de los principales lugares donde los niños pueden aprender a ser más responsables a través de su participación y colaboración en las tareas del hogar. Y aunque puede parecer fácil involucrar a los niños en las tareas del hogar no siempre lo es, por eso es importante que los padres u otros cuidadores tengan paciencia al principio y sigan estos consejos: 

  1. Enseñarles  a realizar las tareas del hogar poco a poco: los niños tienen que aprender las tareas del hogar de una forma progresiva, tanto en número de tareas como en la dificultad de éstas. Así, por ejemplo, es recomendable empezar por pocas obligaciones sencillas e ir adaptando otras tareas a su rutina a medida que consigan realizar correctamente las primeras. En este sentido, es también muy importante que les describas detalladamente la actividad, les des todo el tiempo que necesiten para aprender y que tengas paciencia y permitas que cometan errores. Una buena idea es plantearles las actividades como si fueran un juego.
  2. Adaptar las responsabilidades a su edad: por ejemplo, con tres años, pueden ya recoger los juguetes, poner la ropa sucia en el cesto para lavar, ayudar a poner la mesa, etc. La dificultad de las actividades a realizar aumentará proporcionalmente a su edad.
  3. Equilibrar tareas entre todos los miembros de la familia: todos los niños de la casa deben colaborar y ver que sus padres también están involucrados. Para ellos, seguir tu ejemplo es una buena forma de aprender. 
  4. Establecer las normas de una forma clara y justa: debe quedar claro quién, cómo y cuándo debe hacerse cada tarea. Tienes que hacerles entender que es necesario que cumplan con sus responsabilidades y que deben acordarse de ellas. Para que lo hagan, una buena idea es colocar un papel o cartulina como si fuera un mural donde se detallen los trabajos que se deben hacer. 
  5. Reconocer sus logros: reconoce su esfuerzo por hacer las cosas bien. Los niños que obtienen la recompensa de que valores su trabajo acaban siendo más responsables que los que sólo reciben críticas. Revisar periódicamente sus tareas y saber qué opinan de ellas y las ideas que tienen al respecto también les ayudará.

Tener presentes estos consejos te guiará en el momento de plantear a tus hijos que su colaboración en casa es importante y necesaria. Además, enseñarles a ser responsables incrementará su sensación de control, les ayudará a tomar buenas decisiones, a ser más autónomos y mejorará su autoestima.

Cabe añadir que un buen momento para enseñarles a participar en las tareas del hogar son los periodos vacacionales, cuando su horario es más flexible y están más horas en casa. 

Acceso a los documentos originales:

La fijación de límites y el reparto de tareas del hogar potencian la responsabilidad del menor. Educastur.  

Tareas de la casa y responsabilidades. Healthy Children. 

Tareas de la casa. Famiped.

 

Comparte