• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Vive Sano: la cocina para niños

18/10/2011

El Instituto Tomás Pascual Sanz promueve en Vive sano: la cocina para los niños los buenos hábitos alimentarios en la infancia y la importancia que estos tendrán en la alimentación futura. Partiendo de esta base, en el artículo se desarrollan distintas estrategias para los padres y la familia. Desde menús y recetas originales hasta trucos o juegos para hacer de la comida y la cocina una gran aventura. Los niños asumen un papel activo, participando en la compra de ingredientes y en la cocina con explicaciones sobre la marcha acerca lo que comen y lo que esto les aporta.

Uno de los pasos más importantes a dar durante la infancia es la consolidación de los hábitos alimenticios. Es importante que los niños sean conscientes de la variedad de opciones y estimular su interés por probar nuevos sabores. En el artículo Vive Sano: La cocina para niños, patrocinado por el Instituto Tomás Pascual Sanz se listan una serie de estrategias para convertir el comer y el cocinar en una experiencia agradable a la par que saludable.

Una idea es hacer del comer y el cocinar una aventura, ya que en la cocina los niños pueden desarrollar su faceta más creativa: tocar, hacer cosas con las manos, manchar, jugar con los colores y las formas… Así pues, hay que conseguir que los pequeños participen en todas las etapas del proceso. Desde el mercado, donde podrán ver las variedades, formas y colores de los alimentos base hasta la cocina (pelando, cortando o removiendo bajo supervisión) para ver cómo cambian hasta convertirse en lo que después encuentran en el plato. Finalmente, durante las comidas tiene que haber un ambiente tranquilo y relajado, para que el sabor de los nuevos ingredientes vaya entrando de forma natural y amena. Si en alguna ocasión rechazan una de las nuevas introducciones, hay que tener paciencia y buscar un camino alternativo. Otra receta, otro momento, otro acompañamiento…

Siguiendo este camino, se devuelve a la cocina el papel de espacio central en la vida social de los hogares. Es en la cocina, entonces, donde los pequeños se familiarizan con la comida y, a la vez, fortalecen la relación con sus padres.

El artículo también incluye ideas nuevas para hacer del comer pescado o verduras (algunos de los alimentes más difíciles para los más pequeños) una experiencia agradable. Asimismo, propone un menú con ideas para las comidas de cada día de la semana.

Referencia bibliográfica:

Cocina para niños. Instituto Tomás Pascual Sanz. 2011 [acceso 18 de octubre de 2011]. 

Comparte