• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Virus del Zika: síntomas, pronóstico y prevención

26/01/2016

En las últimas semanas ha ganado protagonismo en los medios de comunicación la epidemia del virus Zika en América Latina. El virus Zika se transmite por la picadura del mosquito Aedes, al igual que otras infecciones víricas, como los virus dengue o el virus chikungunya. De hecho, los brotes epidémicos de los tres virus se describen en las mismas zonas geográficas.

Desde que los primeros casos se describieron en Brasil en febrero de 2015, la infección por virus Zika se ha esparcido ya en 20 países de la región y se han identificado casos en viajeros en otros países del mundo. También en Cataluña se han diagnosticado dos casos importados recientemente, en dos mujeres de origen sudamericano.

Sin embargo, la posibilidad de brotes de infección de virus Zika en nuestro país, por ahora, es remota, ya que no hay mosquitos Aedes en nuestro país que puedan transmitir el virus de una persona a otra.

En el niño o un adulto sano, la infección por el virus Zika a menudo no causa ningún síntoma y pasa desapercibida. Aproximadamente una de cada cinco personas infectadas presentará fiebre, una erupción en la piel, dolores articulares o conjuntivitis, curándose sin tratamiento en unos días, una semana como mucho; otros síntomas pueden ser los gastrointestinales, los dolores musculares o dolor de cabeza.

Raramente se trata de una enfermedad grave y los casos mortales son excepcionales. El tratamiento de la infección por el virus Zika es sólo sintomático (descansar, hidratarse bien y tomar medicinas para disminuir la fiebre y el dolor); no se dispone de ningún fármaco antivírico específico ni vacuna.

Cuando el virus Zika afecta a la embarazada, es posible que la infección se transmita al feto a través de la circulación placentaria. En Brasil, esta vía de infección se ha relacionado con un aumento en la incidencia de microcefalia (tener la cabeza pequeña) y malformaciones en el feto, con algunos casos de muerte del bebé. Por otra parte, la infección por el virus Zika también se ha relacionado con un aumento del número de casos del síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad de los nervios periféricos que puede ser muy grave. La asociación definitiva entre el virus Zika y la microcefalia o el síndrome de Guillain-Barré aún están en estudio. 

¿Cómo prevenir la infección por el virus Zika?

Es importante subrayar que las personas que viajan a regiones donde hay virus Zika, especialmente las embarazadas y las que padecen enfermedades crónicas, deben utilizar medidas preventivas para evitar que los piquen los mosquitos.

Básicamente, estas consisten en:

  • Uso de manga larga.
  • Repelentes de insectos.
  • Mosquiteras por las noches.

Hay que recordar también que los mosquitos Aedes pican sobre todo durante el día.

Ante cualquier duda, hay que consultar al médico antes de viajar a alguna zona endémica o visitar el Centro de Salud Internacional más cercano.

Comparte