• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

El verano es una muy buena época para introducir frutas y hortalizas en la dieta

30/06/2016

El verano es un buen momento para introducir frutas y hortalizas en la dieta de tus hijos. Ante el calor, son alimentos refrescantes e hidratantes, se pueden utilizar en muchas recetas y nutren. Descubre cuáles puedes encontrar y qué aportan. 

Los meses en que el calor aprieta es muy importante que los niños estén bien protegidos e hidratados. Una buena forma de hacerlo es ofreciéndoles alimentos que sean refrescantes, sanos, sabrosos y nutritivos como las frutas y las hortalizas. Se trata de una fuente muy rica de vitaminas, que encontrarás fácilmente a un precio asequible y entre una gran variedad.

Frutas y hortalizas de verano

  • Melón, mango y kiwi: que junto con hortalizas como el tomate, los pimientos o el brécol  son fuentes de vitamina C, esencial para que la piel esté sana. Se suelen tomar frescas y crudas y son un gran antioxidante para nuestro organismo.   
  • Fresas: contienen magnesio, necesario para más de 300 reacciones que tienen lugar en tu organismo, y vitamina C.
  • Sandía: contiene un 90% de agua, por lo tanto, es una fruta para mantenerse hidratado. Además, contiene vitamina A, esencial para la salud de la piel.
  • Melocotón: también con vitamina A, beneficia la salud de la piel, aporta además potasio (que aporta beneficios al sistema muscular y neruonal) y mantiene la actividad intestinal.
  • Nectarina: contienen potasio y flavonoides, que protegen el organismo de los daños producidos por sustancias o elementos oxidantes como los rayos ultravioleta o la contaminación del ambiente.
  • Frambuesas: con vitamina C, son bajas en calorías, ayudan absorber el hierro, mejoran la circulación, ayudan a regular la hipertensión y a prevenir las enfermedades de los ojos.
  • Pera: con vitamina C y vitamina K, beneficiosa para huesos y tejidos. 
  • Higo: para regular la presión de la sangre porque contiene potasio. Además es beneficioso para las personas con diabetes. 
  • Aguacate: aporta vitamina E, que también es antioxidante porque neutraliza los radicales libres que en verano aumentan por la acción de los rayos del sol. El mango, los albaricoques secos, aceites vegetales y verduras como las espinacas o el brócoli son alimentos que comparten con el aguacate estas propiedades y que también se pueden utilizar en gran cantidad de recetas veraniegas.
  • Hortalizas de hoja verde: con vitamina A. Cabe decir que todas las frutas y hortalizas que tengan un color anaranjado-amarillento también son fuentes de esta vitamina.  

¿Cómo introducir la fruta en la dieta de los niños?

Las frutas y hortalizas son alimentos muy versátiles. De hecho, se pueden introducir en diversidad de recetas tan sabrosas como nutritivas. Así, es recomendable que formen parte de tu compra y dieta habitual. Puedes prepararlos de varias formas para que les gusten a tus hijos y adquieran el hábito de consumirlos:
  • Como refrigerio: por ejemplo, puedes cocinar una sopa o crema fría con melón o un tazón de gazpacho. 
  • En ensaladas: es recomendable servirlas diariamente y enseñar a los pequeños a aliñarlas. 
  • Con pasta, en lasañas o chili: las hortalizas pueden acompañar o sustituir a la carne.
  • En la merienda o desayuno: las frutas pueden acompañar los cereales o tomarse en formato de jugo o batido. Estos alimentos también pueden convertirse en un postre sabroso o en sanos tentempiés que calmen el apetito de los pequeños entre horas.

Además, debes saber que los niños se acostumbrarán a comer frutas y hortalizas si ven que tú también lo haces. De hecho, los pequeños que comen más alimentos saludables de este tipo son suelen ser los que comparten las comidas con la familia. 

Algunas recetas refrescantes con frutas y hortalizas  

Sopa fría de melón

Una receta que puedes preparar en verano es la sopa fría de melón. Para 4 o 5 personas, necesitarás 1 melón pequeño 1 yogur natural sin azúcar, 1 limón, 3 hojas de menta y 100 gramos de jamón serrano. Se trata de pelar el melón y triturarlo. Después, añádele el yogur, el zumo de limón y la menta.  Una buena idea para servirlo es batirlo todo y poner el jamón picado encima. 

Gazpacho

Otro plato veraniego, refrescante y sano es el gazpacho. Para obtener 4 raciones, se prepara con 3 o 4 tomates, medio pepino, medio pimiento verde,  medio pimiento rojo, media cebolla, 1 o 2 dientes de ajo, 2 huevos frescos, 1 trocito de pan, agua, aceite de oliva, vinagre y sal. Se pone en un bol el trozo de pan con agua que lo cubra. Se escurre, se coloca con los demás ingredientes y se tritura todo. Finalmente, ser hierven los huevos y se pican a dados con el pepino, pimiento, tomate y la cebolla. 

Zumo de sandía, pepino y manzana 

Una tercera propuesta es un zumo de sandía, pepino y manzana. Para 3 o 4 personas, sólo te harán falta 2 o 3 rodajas de sandía, 1 pepino y 3 manzanas. Todo mezclado y batido es una combinación muy refrescante.
 
Finalmente, cabe destacar que, en esta época, también es de suma importancia que los niños beban mucha agua, pues es la clave para mantener el cuerpo hidratado. 
 
Acceso a los documentos originales:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comparte