• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La varicela: cómo tratarla en niños y adolescentes

17/05/2016

Más del 90% de la población padece la varicela antes de los 15 años de edad. Esta es una enfermedad benigna muy contagiosa, típica de la infancia, que en algunos pocos casos puede complicarse. ¿Qué hay que saber sobre ella?

¿Cómo reconoce que es varicela?

Si tu hijo presenta brotes con manchitas rojas, puede que más tarde se transformen en ampollas con un líquido claro en su interior que, cuando estallan, cicatrizan en costras que le causarán un picor intenso. Las verás por toda su piel, incluso en el cuero cabelludo, en los genitales y en la boca. Esta erupción cutánea es el síntoma más común de la varicela, una enfermedad de alta incidencia. Su patrón es estacional, es decir, las epidemias anuales tienen lugar durante el invierno y el principio de la primavera .

Por lo general, la varicela es una enfermedad de carácter benigno , aunque cuando afecta a los menores de 1 año, a las mujeres embarazadas, a los mayores de 15 años y a los pacientes con enfermedades el cuadro clínico se complica. El período de incubación es de unos 15 días , aunque puede variar entre 10 y 21 días. El niño presenta fiebre moderada (de 37,7º C a 38,8º C) tras los dos y cuatro días que siguen al inicio de la erupción y del malestar general.

Puede tratarse de una varicela leve si tu hijo tiene menos de 50 lesiones cutáneas (ampollas), y moderada , si aparecen entre 50 y 500 ampollas en su cuerpo. Con más de 500, se considera una varicela grave , aunque no implica la hospitalización.

¿Por qué contraemos la varicela?

La varicela está causada por un virus, el varicella-zoster (VVZ) , que se propaga de persona a persona a través de la tos o los estornudos, y por contacto directo. En concreto, la varicela es una de les enfermedades que se transmite con mayor facilidad, especialmente, en las primeras etapas del sarpullido. Tras la primera infección el cuerpo produce una respuesta inmunitaria y el virus permanece en estado latente. De hecho, la varicela no suele pasarse dos veces.

Si se reactiva se produce el herpes zóster (culebrilla). Puede aparecer de manera esporádica a cualquier edad, sobre todo en ancianos, pero es muy poco común en los menores de 10 años. Sólo entre un 10% y un 20% de la población padece el herpes zóster a lo largo de su vida.

De hecho, existen dos vacunas autorizadas para la varicela : una para la inmunización de los adultos y adolescentes sanos mayores de 13 años y otra para los niños de edad igual o menor a 12 años. La efectividad de la vacuna es prácticamente global.

¿Cómo cuidar al niño con varicela?

No existe ningún tratamiento curativo de la varicela . A pesar de ello, sí se puede controlar la enfermedad a base de medicamentos antitérmicos (para disminuir la fiebre), antivíricos específicos y antihistamínicos para controlar el comezón de las costras secas del salpullido.

Sin embargo, a continuación encontrarás unos consejos para ayudarle a pasar la varicela:

  • Vigila que tu hijo no se rasque la piel, de lo contrario le pueden quedar señales y cicatrices.
  • Mantén la piel del niño siempre limpia. Báñalo a diario con jabón de avena o loción de calamina, esto le aliviará el picor.  
  • Córtale y límpiale las uñas para evitar lesiones del rascado e infecciones.
  • Vístele con ropa amplia y de algodón.
  • Evita que tu hijo esté expuesto al sol. No obstante, que esté al aire libre es bueno para que cicatricen antes las ampollas.

¿Cuáles son los casos de riesgo?

En el caso de que una mujer embarazada padezca por primera vez la varicela durante los dos primeros trimestres del embarazo existe un cierto riesgo de que el feto sufra el Síndrome de Varicela Congénita.

Más concretamente, si la infección tiene lugar en las primeras 20 semanas de gestación, el riesgo de que el bebé nazca con malformaciones es del 2%. La infección materna por varicela entre 5 días antes y 2 días después del parte supone también un riesgo muy elevado de infección neonatal grave. Además, la varicela en los recién nacidos es muy peligrosa, sobre todo antes de cumplir los tres meses. En estos casos, se requiere atención médica inmediata.

Acceso a las fuentes de consulta:

Varicela. Recomendaciones de vacunación y sus implicaciones en salud pública. Ministerio de Sanidad, Dirección General de Salud Pública, 2005 [Fecha de consulta: 16/08/2016].

Comparte