• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Tomar medicación para el TDAH en la infancia no implica un mayor riesgo de abuso de sustancias en la edad adulta

14/06/2013

Un estudio reciente concluye que tomar medicación para tratar el TDAH cuando se es pequeño no guarda ninguna relación con el consumo de sustancias que se pueda tener en la edad adulta.

Investigadores de la Universidad de California (Los Ángeles, Estados Unidos) han realizado un estudio, publicado por la American Medical Association (AMA), sobre la relación existente entre la medicación que toman los pequeños para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el posible abuso de substancias que puedan desarrollar posteriormente.

La investigación consistió en analizar los datos de quince estudios que se habían realizado entre 1980 y 2012 sobre el tema. En total, participaron más de 2.500 niños con TDAH de Estados Unidos, Canadá y Alemania, sometidos a una observación desde los 8 años hasta la edad adulta. El análisis concluyó que la medicación que toman muchos niños con TDAH, como el Ritalin o el Adderall, no aumenta ni disminuye el riesgo de abusar de drogas en el futuro.

De esta manera, la conclusión del estudio contradice y rompe con la idea expuesta a lo largo de los años de que las medicinas para tratar el TDAH disuaden y, por lo tanto, reducen el riesgo de que los afectados abusen de otras sustancias en la edad adulta. Este argumento ha sido defendido por estudios, doctores y compañías farmacéuticas durante muchos años, consiguiendo la confianza de los padres y sugiriendo que, además, estos medicamentos protegerían al niño en el futuro.

El estudio actual, publicado en la revista JAMA Psychiatry, rompe con este argumento, cuando el debate, y la consecuente preocupación, sobre el aumento de diagnósticos de TDAH está más vivo que nunca. Datos del Centers for Disease Control and Prevention señalan que el 11 % de todos los niños y jóvenes de entre 4 y 17 años ha recibido un diagnóstico de TDAH. Los medicamentos estimulantes suponen el tratamiento más frecuente durante la infancia y, por lo tanto, es importante tener en cuenta sus efectos secundarios e impacto en el futuro.

 

Referencia bibliográfica:

 

No Link Seen Between Child Stimulant Use and Later Drug Abuse. The New York Times, 2013 [acceso: 14 de junio de 2013].

Comparte