• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Qué es y para qué sirve un análisis de orina?

31/03/2016

En qué consiste la analítica de orina

Es una prueba que analiza las características y la composición de la orina. 

¿Cuál es la composición de la orina?

La composición normal de la orina es de un 95% de agua, un 2% de sales (orgánicas e inorgánicas), un 2,5% de productos del metabolismo de las proteínas(urea, ácido úrico, creatinina) y pigmentos que le confieren su color amarillento característico (urocromo, urobilinógeno, protoporfirina).

En condiciones normales, en la orina no deben encontrarse glucosa (“azúcar”), sangre (salvo en casos de fiebre y de forma transitoria), bacterias, glóbulos blancos (leucocitos) ni proteínas. 

Para qué sirve

El análisis de orina permite valorar:

  1. La función de los riñones, mediante la determinación de la densidad de la orina. En condiciones normales, los riñones son capaces de variar la concentración de la orina en función de las pérdidas corporales de líquidos. En caso de deshidratación, por ejemplo, los riñones “ahorran” agua y producen menos orina y más concentrada. De ahí que en situaciones de diarrea, vómitos o fiebre la orina sea más oscura y con un olor más intenso. 
  2. Para valorar la repercusión de diferentes enfermedades. Dado que los riñones producen la orina a partir de un filtrado de la sangre, puede evaluarse la repercusión de algunas enfermedades mediante el análisis de la orina. Es el caso, por ejemplo, de la diabetes, enfermedad en que cuando la concentración de glucosa (“azúcar”) en sangre sobrepasa un determinado nivel, aparece también en la orina. 
  3. Para detectar gérmenes (generalmente bacterias), en caso de sospecha de infección de orina, en niños con dolor con la micción, dolor lumbar y fiebre o en lactantes con fiebre sin causa evidente.  En estos casos, además, permite identificar el germen responsable de la infección (urocultivo) y su sensibilidad a los antibióticos más utilizados  (antibiograma).  Ver figura 1.
  4. Para detectar la presencia de algunas sustancias que en condiciones normales no están presentes en la orina, consecuencia de enfermedades del metabolismo o de la ingesta de medicamentos o drogas. Este análisis resulta de utilidad en caso de niños con pérdida de conciencia o estado de coma de causa desconocida para descartar que su causa sea una intoxicación por algún fármaco.

Cómo se obtiene la muestra

En niños mayores colaboradores y continentes (que contienen la orina), mediante la micción, a mitad de chorro, en un bote de plástico estéril. Para evitar la contaminación de la orina es muy importante, antes de colocarlo, lavar muy bien con agua y jabón la zona genital del niño.

En niños pequeños o niños que no contienen la orina, puede recogerse mediante la colocación de una bolsa de plástico (polietileno) estéril, que recoge la orina tras la micción.

Para evitar la contaminación de la muestra es importante, además del lavado previo, el recambio de la bolsa cada 45-60 minutos.

Dado que no se trata de un método de recogida estéril, si el análisis de orina recogida de esta forma sale alterado puede ser necesario obtener una muestra directamente de la vejiga del niño, mediante sondaje vesical o mediante punción suprapúbica. 

Figura 1. Ejemplo de análisis de orina, urocultivo  y antibiograma en un caso de infección urinaria por Enterococcus faecalis.

Comparte