• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Los riesgos de tener reptiles y anfibios como mascotas

26/06/2017

A mucha gente les gusta tener reptiles o anfibios como mascotas. ¿Pero somos conscientes de los riesgos que estos animales suponen para nuestra salud?

Especies aparentemente inofensivas como las tortugas pequeñas, pueden ser portadoras de Salmonella y otros microbios que causan enfermedades en las personas, especialmente en los niños. A menudo se piensa que la única causa de infecciones por Salmonella es a través de alimentos contaminados, pero lo cierto es que un factor importante de transmisión es el contacto con reptiles como tortugas, lagartos o serpientes pequeñas, y anfibios tan cotidianos en el nuestro entorno como ranas o salamandras.

Qué es la Salmonella y cómo se contagia

La Salmonella es una bacteria que causa una enfermedad diarreica que, en la mayoría de las personas, dura de 4 a 7 días, pero que puede ser grave y suponer la hospitalización en niños y personas de edad avanzada.

Una infección por Salmonella se puede contraer de muchas maneras, pero una de ellas es tocando reptiles y anfibios, el agua de los estanques o las áreas por donde estos animales transitan, o por el hecho de tenerlos en casa aunque no se produzca contacto directo. Los microbios de Salmonella quedan en sus excrementos y pueden contaminar todo lo que tocan, incluidos los objetos de su entorno como acuarios y los platos de alimentos.

Los niños no deberían tener tortugas o anfibios como mascotas

La CDC (Centers for Disease Control and Prevention) o centro de control de enfermedades recomienda que no se tengan tortugas ni otros reptiles como mascotas, en familias donde haya niños pequeños.

En los años 2015 y 2016 enfermaron 202 personas debido a diferentes brotes de Salmonella en todo el país, vinculados a la presencia de tortugas pequeñas. El 40% de estos casos eran niños menores de 5 años, y algunas de las personas que enfermaron, ni siquiera habían tocado las tortugas, aunque las tenían en casa.

Consejos para la manipulación de réptiles y anfibios

En caso de tener que tener contacto con este tipo de animales, es fundamental seguir unas medidas de higiene para cuidar nuestra salud:

  • Lavaros las manos después de haber estado en contacto con reptiles y anfibios, o con cualquier otra cosa que se encuentre dentro del área donde estos animales viven.
  • Los niños menores de 5 años, las personas con un sistema inmunitario debilitado y los adultos de más de 65 años no deberían manipular ni tocar los anfibios, reptiles, ni los lugares donde viven estos animales. Ambos son grupos con mayor riesgo de ser hospitalizados por Salmonella.
  • Evitad la contaminación cruzada. No es necesario tocar un reptil o un anfibio para enfermar a causa de sus microbios. Los alimentos de los reptiles y los equipos y materiales, también pueden estar contaminados.
  • Mantened los reptiles, anfibios y sus equipos fuera de la cocina o cualquier lugar donde se prepare o sirva comida o se utilice para comer.
  • No limpiéis los hábitats de los reptiles y anfibios en la cocina o en el baño. Hacedlo fuera de casa o utilizad una cubeta o recipiente de uso exclusivo. Utilizad jabón y agua para lavar la cubeta y cualquier superficie que esta toque.
  • No déis besos ni abrazos un reptil o un anfibio.

Consejos en el caso de escoger un réptil o anfibio como mascota

  • No compréis tortugas de menos de 10 cm de largo. Aquellas que compréis que sean de una tienda de confianza.
  • No capturéis reptiles o anfibios salvajes para tenerlos como mascotas.
  • No liberéis reptiles o anfibios que no deseéis. Esto no es bueno ni para el animal ni para el medio ambiente. Llamad a una organización de recuperación de reptiles.
  • Consultad el veterinario para conocer las condiciones y circunstancias que afectan a este tipo de animales, antes de decidir tener uno en casa.

Acceso a la fuente de consulta:

Cuidado con los reptiles y anfibios como mascotas. Centers for Disease Control and Prevention. [Fecha de consulta: 26/06/2017]

Comparte