• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La reproducción asistida está relacionada con un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares en la infancia

07/10/2013

Un estudio reciente determina que los fetos concebidos por reproducción asistida padecen cambios en su corazón y arterias ya durante la gestación, y presentan un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

La investigación, dirigida desde el Hospital Clínic – IDIBAPS y con la colaboración de la Obra Social “La Caixa”  y del servicio de Cardiología del Hospital Sant Joan de Déu, ha profundizado en la hipótesis de que los niños nacidos por reproducción asistida pueden experimentar diferencias en el corazón y las arterias durante la vida fetal, que persistirían después del parto.

El estudio, publicado en Circulation, la revista oficial de la American Heart Association, observó el desarrollo de 100 embarazos realizados por reproducción asistida y otros 100 de características normales durante aproximadamente un año. El equipo de investigación utilizó técnicas modernas que permiten conocer el movimiento y la deformación del corazón y de las arterias tanto durante la vida fetal como después del nacimiento.

Los resultados mostraron que, efectivamente, en aquellos niños concebidos por fecundación artificial, ya durante la vida fetal se producen cambios en el corazón y las arterias. Se observó que parte de estos cambios persisten en el futuro, aumentando el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular en la edad adulta, como hipertensión y prearteriosclerosis. 

Los expertos señalan que estos cambios durante la vida fetal no se explicarían por un efecto directo de la reproducción asistida, sino más bien por el riesgo mayor de esta clase de embarazos a experimentar dificultades y porque el mismo problema que produjo la infertilidad puede hacer que el feto presente estas complicaciones.

Pese a esto, los progenitores que hayan tenido o vayan a tener hijos por fecundación artificial no deben alarmarse. Diversos estudios señalan que una dieta adecuada y evitar la obesidad infantil pueden revertir muchos de estos cambios.

En los países desarrollados, los embarazos por reproducción asistida representan entre un 1 % y un 4 %. Por ello, este estudio supone un gran avance, ya que implica la posibilidad de tratar estos problemas desde el inicio de la vida, para garantizar así la salud de los pequeños nacidos por fecundación artificial.

Referencia bibliográfica:

La reproducció assistida s'associa a un major risc cardiovascular a la infantesa. Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), 2013 [acceso: 2 de octubre de 2013]. 

Comparte