• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Quiste tirogloso: una causa de aparición de una masa benigna en el cuello en niños

18/01/2018

¿Qué es el quiste tirogloso?

El quiste tirogloso es el quiste congénito (es decir, presente en el momento del nacimiento) más frecuente

Para comprender cómo se produce es importante conocer algunos detalles sobre la formación del tiroides. El tiroides es la glándula que produce las hormonas tiroideas, encargadas de regular muchas funciones del metabolismo del cuerpo. Se localiza en la cara anterior del cuello, en el centro, sobre la tráquea y justo por debajo del cartílago tiroides (“nuez de Adán” en los varones).

La glándula tiroides se origina durante el desarrollo embrionario a partir de unas células localizadas en la base de la lengua. En las siguientes semanas de gestación, dichas células migran hasta su localización definitiva, en el cuello, formando un conducto llamado conducto tirogloso. Este conducto posteriormente desaparece, si bien en algunas personas puede no regresar completamente y dejar en su trayecto pequeños quistes o restos de tejido glandular tiroideo. 

¿Cómo se manifiesta?

Que el quiste tirogloso sea congénito no quiere decir que sea aparente al nacimiento. Lo más habitual es que al nacimiento no sea evidente y que se manifieste durante la primera década de vida porque al inflamarse aumente de volumen y dé lugar a la aparición de un bulto en la región anterior del cuello, justo en el centro o ligeramente desviada hacia un lado.

Esta masa suele ser pequeña, redondeada y de consistencia blanda. En casos de infección el niño puede presentar también enrojecimiento, calor y dolor en dicha zona. Menos frecuentemente, por su volumen o por su localización, puede producir problemas para tragar o para respirar.

¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

El diagnóstico se sospecha ante la aparición en un niño sano de una masa en región anterior del cuello, en la línea media que se desplaza arriba y abajo cuando el niño traga. En este caso ha de remitirse a un cirujano pediátrico para la valoración del niño, pues el tratamiento es quirúrgico (extirpación).

Previamente a su extirpación es necesario el estudio de imagen mediante ecografía y de la función del tiroides en una analítica de sangre y mediante gammagrafía. Ésta prueba estudia la localización y la función del tejido del tiroides, pues en algunos casos el quiste es en realidad un tiroides ectópico (fuera de su localización habitual), y su extirpación generaría un hipotiroidismo.

 

Comparte