• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Propuestas de juegos típicos de playa para pasarlo en grande

01/07/2016

En la arena o en el agua, los momentos que pases con tus hijos en la playa son una buena ocasión para jugar y disfrutar con ellos. Te proponemos algunas actividades para divertiros en familia. 

¿A qué juegas con tu hijo cuando vais a la playa? Tanto en la arena como en el agua hay distintas actividades divertidas con las que os lo podéis pasar en grande, además de aprender, hacer algo de ejercicio y reforzar los vínculos entre padres e hijos.

Juegos en la arena

  1. Hacer castillos: con juguetes como cubos, palas, rastrillos podéis hacer figuras y castillos de arena. Sólo debéis humedecerla para que aguante más, llenar los cubos y darles la vuelta. Además, podéis ponerles paredes y túneles subterráneos. Eso sí, comprueba que los juguetes que utilizáis sean seguros y estén autorizados. Esta actividad les ayuda a interactuar con otros niños mediante el lenguaje y fomenta su creatividad.
  2. Hacer volar cometas: conseguir que se mantengan en el aire ayuda a los pequeños a mejorar su coordinación de movimientos y facilita el desarrollo de defensas contra la frustración.  
  3. Deportes: como el voleibol, el futbol, las palas o incluso el minigolf. 
  4. Cubrirse de arena: también conocido como “las momias del antiguo Egipto”. Se trata de cavar bañeras poco profundas en la arena y que los niños se metan en ella para cubrirles. Ganará el primero que salga. 
  5. La pluma: consiste en formar un gran montón de arena mojada y clavar en la cima una pajita o pluma. Cada jugador cogerá un puñado de tierra de este montón para formar el suyo propio y ganará quien haya construido el mayor montón sin que se caiga la pluma.
  6. La caza de la concha: el vencedor es quien encuentre más conchas en la playa en menos tiempo. 

Juegos en el agua

Los niños pueden realizar muchas actividades divertidas en el agua, siempre bajo la vigilancia de los adultos y con las medidas de seguridad adecuadas a su edad, como por ejemplo, que vistan el chaleco salvavidas o que el agua no esté demasiado fría. La temperatura más recomendada es entre los 28 y los 30 grados.

  1. Remar: se trata de marcar una meta y dar una colchoneta a cada niño. Ganará el primero que llegue remando con los brazos. 
  2. Flota, flota: se forman dos equipos y dos campos y cada uno de ellos envía a un miembro al campo contrario con un flotador en la cintura. El equipo contrario tendrá que remar a su alrededor hasta devolverlo a  su campo y ganará quien primero lo haga. 
  3. Cruzando el puente: divide a los niños en dos equipos. Todos menos un miembro de cada uno deberán ponerse de pie con las piernas abiertas y el agua por la cintura. Los dos niños que no estén en esta posición cogerán aire y bucearán por debajo de las piernas de sus amigos. Si jugáis a este juego, debes asegurarte que los niños cogen aire y de que bucean en una zona con suficiente profundidad como para no hacerse daño.

Tanto en la arena como en el agua, todas estas actividades tienen muchos beneficios. El agua y la arena estimulan los sentidos, fomentan el crecimiento y el desarrollo y ayudan a la coordinación motora de los pequeños. Las actividades en el agua y en la arena, además, son una buena ocasión para que tus hijos estén en contacto con la naturaleza y para enseñarles cómo usar el agua (para humedecer la arena, regar las plantas, lavarse las manos). Estos juegos también son beneficiosos si tus hijos son muy agitados, ya que suelen tranquilizarles.

Finalmente, debes recordar que tanto si jugáis en la arena como en el agua es muy importante que hayas aplicado protección solar a los pequeños y que no se expongan al sol en las horas de máxima intensidad (entre las 12h y las 18h). De este modo, tomando las debidas precauciones, os lo pasareis muy bien sin correr ningún tipo de peligro.

Comparte