• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Propuestas de juego para el niño de 12 meses

19/02/2016

Cada mes que pasa el juego del niño pequeño es más rico y más divertido. Sus capacidades motrices y su capacidad de comprensión e interacción son mayores.

Repasamos aquí algunas de sus características de desarrollo para pasar a proponer juegos que puedan ser divertidos y estimular su desarrollo.

Motricidad amplia y fina

El niño de unos 12 meses ya comienza a tener mayor autonomía a la hora de desplazarse, es capaz de hacerlo gateando o sentado. ¡Algunos ya caminan!

Son capaces de sentarse solos y de mantenerse de pie agarrados.

En cuanto a motricidad fina, ha aumentado la destreza de la pinza fina, la que se forma con la oposición del dedo pulgar y el índice. Con esta mayor destreza de la mano se amplía la capacidad de manipular experimentalmente los objetos, de observarlos con todas sus facetas y cualidades. Y les encanta sacar y meter cosas de un recipiente.  

Sociabilidad y lenguaje

A esta edad tienen una notable capacidad de imitación, a nivel facial, de onomatopeyas (ruidos de motores, de animales…). Existe ya una demanda de ayuda cuando no son capaces de lograr algo, piden colaboración del adulto cuando no son capaces de conseguir lo que quieren. 

Al año de edad comienza la autonomía (todavía incipiente) en la alimentación, pero también comienza la ayuda a vestirse y desvestirse (estiran el brazo para ponerse el jersey, se quitan la zapatilla…).

Es una época de gran interés por el espacio que les rodea. Y, cada vez más, comprenden el significado de las palabras, acciones sencillas como toma, dame… 

De hecho aquí comienzan a vocalizar las primeras palabras que suelen ser bisílabos como mamá, papá, tete… al principio utilizados sin sentido y más adelante con un claro sentido referencial a las personas más cercanas que son las de su familia.

¿A qué podemos jugar con el niño de 12 meses?

Presentamos a continuación algunos ejemplos de juegos que podéis practicar con vuestros hijos de un año:

Juguete con cuerda

Simplemente atado una cuerda a un juguete pequeño, enséñale a tirar de la cuerda para alcanzarlo, así como poder llevarlo de un lado a otro. 

También puedes jugar a esconder el juguete y dejar la cuerda a la vista, con esto trabajaremos la permanencia del objeto, habilidades motrices y la resolución de problemas.

Puedes además atar el juguete, por ejemplo a la trona, y dejar que lo lance y lo recupere tirando de la cuerda.

El tubo de cartón

Con un tubo de cartón de papel absorbente de cocina, podemos jugar a mirar y a escuchar o hablar a través de él.  

Así trabajaremos el estímulo visual y auditivo. Además, probando con diferentes tubos de cartón veremos que ocurre con esos estímulos a través del tubo. 

Lanzar la pelota

Algo tan accesible como lanzarse una pelota resulta un ejercicio de lo más completo a esta edad. Ponte cerca de él a un metro o dos y lánzala suavemente rodando. Anímale a que la devuelva de la misma forma y refuérzale el “buen tiro” cuando lo haga. 

Requiere de la coordinación mano ojo, pero también es un importante ejercicio de equilibrio, de control del tono axial (músculos del eje del cuerpo, como los de la columna vertebral) así como fomenta vocabulario y las emociones.

A serrín a serrán con un pañuelo

Sentado frente a ti, que coja un extremo del pañuelo mientras tú tiras del otro lado. Hacemos fuerza para arrastrarle hacia delante mientras intentamos que resista.

Trabajaremos así el tono axial y el equilibrio. Le dejaremos ganar… de vez en cuando. 

Pompas de jabón

Ahora que ya es capaz de caminar y perseguir, compra un bote de jabón especial para hacer pompas, verás como le fascina ver estas sencillas pompas. Anímale a que intente tocarlas.

Ayudaremos así a su coordinación mano ojo y a explorar el mecanismo. Se puede hacer al aire libre y si sopla un poquito de viento deja que el aire fabrique pompas de una forma mágica. De nuevo un sencillo juego que estimulará sus emociones y vocabulario. 

Encontrar objetos ocultos

Por ejemplo los que son sonoros o “dejan rastro”, meter y sacar de una caja, ver fotografías juntos de gente que conoce y de sí mismo… son otros de los juegos que enriquecerán muchas de las áreas de desarrollo de tú bebé a esta edad. 

Comparte