• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Pronación dolorosa, una lesión leve del codo frecuente en niños

08/08/2016

Si bien en niños pequeños las lesiones de ligamentos y tendones son menos frecuentes que en niños mayores, existe una excepción: la subluxación de la cabeza del radio, también conocida como pronación dolorosa. Esta lesión es característica de niños pequeños, preescolares de entre 1 y 3 años. 

Se produce generalmente por un mecanismo de tracción del miembro superior (“un tirón del brazo”). Este mecanismo hace que la cabeza del radio se salga fuera del ligamento anular, que es el ligamento que lo mantiene articulado al cúbito en el codo y que permite los movimientos de pronación y supinación (girar el antebrazo poniendo la palma de la mano hacia arriba o hacia abajo).

De forma inmediata presentan dolor, que localizan en el codo, e imposibilidad para utilizar el miembro superior. La posición del mismo es muy característica: mantienen el brazo quieto y pegado al cuerpo, con el codo casi extendido y el antebrazo en pronación (con la palma de la mano hacia abajo). Conservan la movilidad y la fuerza en la mano, por lo que son capaces de moverla y de agarrar objetos, pero no de movilizar el brazo. 

El diagnóstico de la lesión se realiza en base a la historia y a la exploración. En caso de duda, si no se ha presenciado cómo ha acontecido la lesión o si ha tenido lugar con un golpe, es importante descartar la presencia de alguna lesión del hueso o la articulación mediante radiografía. 

El tratamiento consiste en recolocar la cabeza del radio dentro de la articulación. Se puede realizar mediante una maniobra sencilla y rápida. Generalmente recuperan la movilidad de forma rápida, en los minutos siguientes, sin dolor ni limitación posterior. Si ha permanecido mucho tiempo en esta situación, puede permanecer dolorido durante un rato, por lo que puede administrarse analgesia con ibuprofeno o paracetamol.

En ocasiones un mismo niño puede sufrirlo en varias ocasiones, sin que esto implique un peor pronóstico.

La prevención es evitar tirar del brazo a los niños pequeños, si bien esto no siempre es posible, dado que en ocasiones se produce de forma involuntaria cuando, al llevarlos de la mano, se tropiezan y se caen o echan a correr. 

Comparte