• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Preguntas y respuestas sobre el virus del papiloma humano (VPH)

13/06/2016

¿Qué es el virus del papiloma humano (VPH)?

El virus del papiloma humano (VPH) pertenece a un grupo de virus que infectan la piel y las mucosas, siendo la infección de transmisión sexual (ITS) más común. Es tan habitual que casi la mayoría de hombres y mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida.

Distinguimos muchos tipos de VPH. En su mayoría pueden producir lesiones benignas como verrugas cutáneas y verrugas genitales y, con menor frecuencia, lesiones malignas como algunos tipos de cáncer (de cuello uterino o cérvix, de pene, de vulva o ano).

De todos modos, más del 90% de las infecciones se curan de forma espontánea sin hacer ningún tratamiento.

¿Cómo se transmite el VPH?

Toda persona puede contraer el VPH al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales no protegidas, con una persona que tenga el virus. El contacto directo (piel a piel) es la forma más eficaz de transmisión del VPH, que no se transmite por los fluidos como la sangre o el semen.

La mayoría de las veces, la infección por el VPH no produce ningún síntoma ni molestia, y la persona no es consciente de que padece esta infección. Sin embargo, la puede transmitir a otras personas. También se puede contraer el VPH teniendo relaciones sexuales con una sola persona, y puede que los síntomas aparezcan años después de la relación con la persona infectada.

Hay que tener en cuenta que el riesgo de infectarse aumenta si:

  • Se inician las relaciones sexuales a edades tempranas (antes de los diecisiete años).
  • Se han tenido relaciones sexuales con varias personas.
  • Un miembro de la pareja ha tenido parejas sexuales múltiples.
  • No se utiliza de forma sistemática el preservativo durante las relaciones sexuales.

Cáncer de cuello uterino

La infección por VPH es una condición necesaria, pero no suficiente, para el desarrollo del cáncer de cuello uterino o cérvix. Las mujeres con una infección persistente por el VPH de alto riesgo tienen más probabilidades de desarrollarlo. El período de tiempo entre la infección y la aparición de cáncer es variable, pero normalmente largo, alrededor de los veinte años o más.

En la mayoría de ocasiones, el cáncer de cuello uterino no es sintomático hasta que no está en un período avanzado. Los principales síntomas son sangrado vaginal anormal, dolor en la parte inferior del abdomen, pelvis, espalda y piernas, pérdida de peso y dolor durante la relación sexual.

El VPH también puede causar la aparición de cáncer de vulva, de pene o de ano, que pueden no presentar síntomas hasta que no están avanzados.

Cómo detectar el cáncer de cuello uterino

La citología cervicovaginal o test de Papanicolau permite detectar e identificar cambios anormales en las células del cuello del útero producidas por el VPH antes de que se pueda desarrollar un cáncer.

Actualmente, se recomienda hacer periódicamente la citología cervicovaginal en las mujeres de entre veinticinco a sesenta y cinco años que sean sexualmente activas.

Cómo podemos evitar el VPH y los problemas de salud que puede ocasionar?

Se pueden hacer varias cosas para reducir la probabilidad de contraer el VPH:

  • Las vacunas contra el VPH son seguras y eficientes. Disponemos de 2 tipos de vacunas: Gardasil®, que prevé la infección por VPH de los tipos 6, 11, 16 y 18; y Cervarix®, que prevé la infección por VPH de los tipos 16 y 18. Ambas pueden proteger a los hombres y las mujeres contra las enfermedades causadas por el VPH (incluido el cáncer) cuando se administran a las edades recomendadas.
  • Realizando pruebas regulares de detección de cáncer de cuello de útero.
  • Utilizando preservativos de látex de forma correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales. No obstante, el VPH puede infectar zonas que el condón no cubre, por lo que la protección no es total.

¿Quiénes se deben vacunar?

  • Todos los niños y niñas de 11 o 12 años.
  • Se recomienda también en los hombres hasta los 21 años que no la hayan recibido antes y en las mujeres hasta los 26 años. De todos modos, vacunarse después del inicio de las relaciones sexuales, puede implicar que la vacuna no sea tan eficaz, ya que la persona puede estar ya infectada.
  • La vacuna también se recomienda en hombres homosexuales y bisexuales hasta los 26 años. También se recomienda en hombres y mujeres con el sistema inmunitario deprimido (incluidas las personas con VIH/SIDA) hasta los 26 años, si no recibieron la vacuna completa cuando eran más jóvenes.

La vacuna no protege contra todos los VPH. Lo hace contra las infecciones por VPH que causan 7 de cada 10 cánceres de cérvix (tipos 16 y 18), pero a pesar de estar vacunados debemos seguir llevando a cabo revisiones periódicas.

Acceso a las fuentes de consulta:

Infección genital por VPH: Hoja informativa. CDC. [Fecha de consulta: 13/06/2016]

Papil·loma Humà. Canal Salut. Generalitat de Catalunya. [Fecha de consulta: 13/06/2016]

Comparte