• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Los peligros de cubrir el cochecito de tu bebé

05/07/2016

Es habitual ver padres y madres que cubren los cochecitos de sus bebés con algún tejido que los proteja del sol. Sin embargo, este gesto podría ser fatal para los niños, llegando incluso a poner su vida en riesgo.

En un intento de ofrecer un poco de sombra al pequeño que le aísle del calor, lo que estamos haciendo es propiciar que el cochecito se caliente en exceso, convirtiéndose en una especie de sauna.

Con la acción de cubrirlo dificultamos la entrada y la circulación del aire, al tiempo que impedimos poder ver al bebé en caso de que éste muestre algún signo de malestar.

¿Cómo reacciona un cochecito cubierto bajo la exposición del sol?

En un experimento llevado a cabo por investigadores suecos, se demostró que la temperatura de un cochecito o silla de paseo cubierto expuesto al sol, aumentaba de forma alarmante.

Dejarlo desde las 11:30h hasta las 13:00h, en un día caluroso, sirvió para comprobar que la temperatura pasaba de los 22ºC cuando el cochecito estaba sin una manta o pañuelo, a 34ºC pasados 30 minutos después de tapar el cochecito. Al cabo de una hora, la temperatura había subido a la sofocante cifra de 37ºC.

Riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante

El riesgo del Síndrome de muerte súbita del lactante se incrementa dramáticamente cuando un bebé está expuesto al calor intenso, lo que significa que, si bien muchos padres creen que están refugiando a sus hijos del sol, en realidad podrían estar exponiéndolo a un mayor peligro.

En este sentido el científico Svante explicó que "si la temperatura de un bebé aumenta en exceso, éste puede interpretar que ha vuelto al útero, por lo que se puede detener la respiración".

La mejor opción para los padres es abandonar la práctica de usar toallas o mantas delgadas como cubierta, y en su lugar colocar el cochecito en la sombra.

Recomendaciones

Cuando la temperatura de un bebé aumenta, este es menos propenso a comunicar su malestar. Puede estar irritable, o quedarse dormido con facilidad.

Por ello, lo más recomendable es no exponer a los bebés al sol durante los ratos más calurosas del día. Es mejor mantenerlos en algún lugar de interior desde las 11h hasta las 17h.

Si salir a la calle es indispensable, se puede hacer utilizando una sombrilla que detenga el efecto directo de los rayos.

Siempre que sea posible mantened a los bebés en estancias con puertas o ventanas abiertas, que garanticen la entrada y circulación de aire.

Comparte