• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Las niñas creen que no son lo suficientemente inteligentes. ¿Qué podemos hacer para cambiar esta percepción?

16/03/2017

El peligro de los estereotipos

El año 1843 Ada Lovelace escribió el primer programa informático conocido, en 1921 Edith Clarke inventó la calculadora gráfica, y en 1953 Evelyn Berezin creó el primer prototipo de ordenador de oficina.

Estos tres ejemplos son los que han escogido los departamentos de informática de la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya) y la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) para tirar la campaña "El que no t’expliquen" ("Lo que no te explican"), con el objetivo de luchar contra los estereotipos de género y romper la falsa idea de una incapacidad genérica de las mujeres para dedicarse a este tipo de disciplinas.

No es nuevo el hecho de que las chicas a menudo infravaloran sus capacidades tecnológicas respecto a los chicos. Estos estereotipos han llevado a que casi el 90% de los estudiantes de carreras como informática y de otras ingenierías como electrónica o automática, sean hombres. Y sin embargo, tenemos las mismas capacidades.

Mismas capacidades

La campaña "El que no t’expliquen" demuestra con pruebas recogidas en el estudio "Retos de la persistencia de roles y estereotipos de género en la elección de estudios superiores" que tanto hombres como mujeres tienen las mismas capacidades en el uso y aprendizaje de las tecnologías. Por tanto, la diferencia es debe a los estereotipos de género.

En este estudio se ha realizado un seguimiento a lo largo del tiempo a 1.500 estudiantes de Madrid y Barcelona de entre 14 y 19 años, y se ha constatado que las chicas tienden a infravalorar su competencia en las materias habitualmente asociadas al género masculino, como la ciencia, la tecnología y las matemáticas, aunque tengan mejores notas que los chicos. Y al revés, los chicos sobrevaloran la suya.

El resultado es que el 25% de los chicos de 15 años quieren estudiar ingeniería informática, por sólo el 9% de las chicas de la misma edad.

Según el estudio, esto no tiene ninguna relación con las capacidades, sino con la presión social que les llega y que lleva a las chicas a negarse la posibilidad de optar.

¿Por qué las chicas piensan que no son lo suficientemente intelgientes?

La revista Science (Asociación Americana para el Avance de la Ciencia), publica que a la edad de 6 años, las niñas ya empiezan a creer que las actividades específicas no son para ellas, simplemente porque piensan que no son lo suficientemente inteligentes.

El estudio, realizado en los EEUU, sugiere que los niños estadounidenses adoptan ciertos estereotipos culturales que desgraciadamente sugieren que las niñas no son tan inteligentes como los niños.

Un informe de 2014 encontró que los padres estadounidenses que buscaban en Google "¿es mi hijo un genio?" era más del doble de los que buscaban "¿es mi hija una genio?" Por el contrario, las preguntas sobre la apariencia física eran relativamente más comunes para las chicas: Los padres buscaban en Google "¿mi hija tiene sobrepeso?" mientras que para los niños lo preguntaban en un 70% de los casos.

En una investigación reciente con el psicólogo Lin Bian como autor principal, se realizó un estudio con 400 niños de entre 5 y 7 años, en una comunidad de clase media cerca de la Universidad de Illinois. El estudio consistía en ofrecer dos historias sobre dos personas, cuto sexo no se especificaba, y se les decía a los niños que una se trataba de una persona "muy, muy inteligente", y la otra era "muy , muy agradable ". A continuación, se les ofrecieron cuatro imágenes (dos hombres y dos mujeres) y se les pidió que adivinaran cuál podría ser la persona de cada historia.

A los 5 años, los niños y las niñas eran igualmente propensos a asociar la inteligencia con su propio género, pero a los 6 años, las niñas fueron significativamente menos propensas a asociar la brillantez con su propio género. La mayoría elegía un personaje masculino para identificar a la persona inteligente de la historia.

Sorprendentemente, cuando se preguntó a los niños/as cuál de los cuatro personajes sacaría mejores notas en la escuela, las niñas escogieron figuras femeninas. En otras palabras, las chicas a las que se les preguntó, eran conscientes de que las niñas se desempeñan mejor que los niños en la escuela, pero no cambiaron sus ideas sobre quién es más "inteligente".

Los niños y las niñas en el futuro

Aquestes diferències en les percepcions dels infants és probable que tinguin conseqüències al llarg de la seva vida.

De fet, en un article que es va publicar a la revista Science el 2015, es va trobar que les dones estan insuficientment representades en els camps que es creu que requereixen major brillantor (camps que inclouen algunes de les carreres de més prestigi en la nostra societat, com ara les de ciència i enginyeria). 

¿Qué podemos hacer? 

El psicólogo Carol Dweck ha escrito que poner el acento en la importancia del aprendizaje y el esfuerzo, en lugar de la capacidad innata, para el éxito en cualquier carrera, podría amortiguar el impacto de estos estereotipos en las niñas.

Parece ser que los estereotipos diferenciales como habilidad innata se fijan en los niños/as a la edad de 6 años. Si conseguimos hacer ver esta habilidad como algo secundario, el poder de estos estereotipos disminuirá.

Otro estudio, incluso sugiere que una distribución más equitativa de las tareas del hogar podría ayudar a equilibrar las aspiraciones profesionales de los niños y niñas. La exposición temprana y coherente a estos factores de protección puede lograr convencer a las niñas pequeñas que son, de hecho, bastante inteligentes.

Acceso a las fuentes de consulta:

Young girls are less likely to believe their gender is brilliant as they age. Science Mag. [Fecha de consulta: 16/03/2017]

Why Young Girls Don’t Think They Are Smart Enough. The New York Times. [Fecha de consulta: 16/03/2017]

Comparte