• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Los muebles también influyen en las malas posturas de tus hijos

13/11/2015

Los niños pasan muchas horas sentados en clase, y la postura que adoptan influye en su salud. Sentarse bien y una buena elección de muebles son clave para una buena higiene postural.

¿Tus hijos se sientan correctamente? ¿Sus muebles les permiten estar en una buena posición? En los niños, las funciones físicas, psíquicas y mentales vitales, que están en constante interacción, deben ir acompañadas de movimientos regulares y continuados cambios de postura, pues no se debe olvidar que se encuentran en una etapa de crecimiento. 

Cuando se trata de elegir los muebles en los que tus hijos van a hacer los deberes, pintar, jugar con el ordenador, etc. debes tener en cuenta las siguientes condiciones para asegurar que sean lo más ergonómicos posible:

  1. Las sillas y las mesas deben poder regularse en altura: en su defecto, el cuerpo puede colapsarse y los niños acostumbrarse a trabajar en una postura en forma de C. Esta regulación puede ser escalonada o, a ser posible, progresiva. 
  2. La silla debe tener propiedades dinámicas: los brazos también deben ser ajustables, el asiento acolchado y con los bordes redondeados para facilitar cambios de postura de froma frecuente y efectiva. Es importante además, que la silla ofrezca apoyo en la parte baja de la espalda.
  3. Los tableros de las mesas deben poder inclinarse como mínimo unos 16º: en su defecto, el cuerpo adopta posturas desventajosas que pueden afectar a la salud. Además, debe tener un dispositivo especial que impida que los objetos resbalen y caigan al suelo. 
  4. Las mesas deben ser profundas: de unos 90cm mínimo. También se recomienda que dispongan de una unidad de altura regulable separada para colocar el monitor del ordenador en caso de que sea necesario. 
  5. Los muebles deben poder ajustarse a los cambios de las proporciones corporales según los niños van creciendo.
  6. Lo ideal es que la mesa y la silla formen una unidad.
  7. Todo el conjunto debe permitir el movimiento a los niños: para favorecer su crecimiento y para el desarrollo de sus funciones físicas y psíquicas.

Si los niños disponen de muebles que cumplen estas características, será más factible que adopten una postura correcta y eviten posiciones perjudiciales que pueden acarrear problemas de salud en el futuro como dolores de espalda frecuentes.

La posición correcta

Para evitar problemas de espalda cuando sean mayores, además de que puedan moverse mientras están sentados, asegúrate de que la posición en que trabajan es la siguiente:

  1. Espalda apoyada al respaldo de la silla
  2. Pies tocando al suelo
  3. Brazos y muñecas en línea recta
  4. Alternan el estar sentados y de pie

Si se acostumbran a adoptar una buena posición, trabajarán correctamente siempre, lo incorporarán cómo un hábito más. Es muy importante que desde pequeños aprendan a hacerlo y de que dispongan de las condiciones adecuadas para adoptar esta costumbre. Asegúrate pues, de que sus muebles tienen las características recomendadas. 

Acceso a los documentos originales:

Asientos y mesas ergonómicas para niños y jóvenes. AGR. [Fecha consultada: 26 enero 2015]

La importancia de la ergonomía en clase. CSI-CSIF. [Fecha consultada: 27 enero 2015]

Comparte