• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Motivos para no dejar nunca a tu hijo solo en el coche

29/06/2016

Bajar a hacer un recado rápido o a repostar no son motivos para dejar a tus hijos esperando en el coche. De hecho, nunca debes dejar a un niño encerrado en un coche, pues lo expones a graves peligros para su salud e integridad.

Algunos padres dejan, en algún momento, a los pequeños esperando en el coche, ya sea porque piensan que no van a estar demasiado tiempo fuera o porque quieren realizar algún recado con mucha agilidad.

Tus hijos corren un grave peligro si se encuentran expuestos a esta situación, ya que dejar a los pequeños en el coche en algunas situaciones es como dejarlos dentro de un horno.  

De hecho, la temperatura dentro del coche aumenta mucho en relación a la tempertaura exterior: las ventanas actúan como si fueran un invernadero, atrapan la luz y el interior del vehículo se calienta de modo que, si por ejemplo, la temperatura exterior es de 27 ºC, el interior puede llegar a los 55 ºC y muy rápidamente, en tan sólo 10 minutos.

De este modo, a los niños se les puede elevar la temperatura corporal hasta los 41ºC de forma rápida y en este punto podrían sufrir daños en el cerebro y en otros órganos vitales, además de paros cardíacos, deshidratación y convulsiones. Además, pueden padecer un trastorno como es el golpe de calor, tener síntomas como dolor de cabeza, mareos, náuseas, confusión y desorientación e incluso llegar a la muerte.

Para evitar estas graves consecuencias y no poner a tus hijos en peligro, es recomendable que:

  1. No dejes nunca a los niños en un vehículo sin atención: ni aunque se queden jugando.
  2. Controles y revises el vehículo antes de salir de casa.
  3. Si tus hijos viajan en la parte trasera del coche o incluso en una sillita que mira hacia atrás, acuérdate de que van detrás con algún aviso, como por ejemplo un osito de peluche. 
  4. Traba las puertas del coche y mantén las llaves fuera del alcance de los pequeños.
  5. Si ves que han dejado a un niño dentro de un vehículo, avisa a las autoridades y si lo ves tranquilo, intenta sacarlo, refréscalo y llama al número local de emergencias.

Esta costumbre puede parecer totalmente inofensiva pero es altamente peligrosa. De hecho, bastantes niños llegan a fallecer como consecuencia de haber estado expuestos al calor dentro de un coche durante mucho tiempo. 

Así que no te despistes, a pesar de que vayas a estar poco tiempo fuera del coche lleva siempre a tus hijos contigo. Los riesgos de dejarlos son muy graves.

Acceso a los documentos originales:

Los médicos de emergencia advierten que los niños que permanecen en automóviles expuestos al calor sufren consecuencias fatales. Emergency Care for You. 

Comparte