• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Lesiones oculares relacionadas con el deporte: cómo ocurren y cómo evitarlas

05/06/2018

La participación en deportes o actividades recreativas proporciona numerosos beneficios físicos, sociales, emocionales, psicológicos y educativos. Sin embargo, estas actividades también sitúan los participantes en riesgo de lesiones, incluyendo posibles heridas en el ojo.

¿Qué sabemos de las características epidemiológicas de las lesiones oculares relacionadas con el deporte? A continuación presentamos un estudio realizado en el ámbito del deporte y las actividades recreativas, llevado a cabo en niños y niñas de los Estados Unidos.

Los datos del estudio

Los datos del Sistema Nacional de Vigilancia de Lesión Electrónica se analizaron en un estudio retrospectivo de niños y niñas menores de 17 años, tratados en departamentos de emergencia de Estados Unidos para lesiones oculares relacionadas con el deporte y actividades recreativas desde 1990 hasta 2012.

En este periodo se estimó que 441.800 niños/as fueron tratados en los departamentos de emergencia de Estados Unidos por lesiones oculares relacionadas con el deporte y actividades recreativas, con una media de 26,9 heridos por cada 100.000 niños. Los niños y niñas de 10 a 14 años y de 15 a 17 años tenían la mayor tasa de lesiones oculares.

También es característico el hecho de que tres cuartas partes de las lesiones correspondían al sexo masculino. Los tipos de lesión más frecuentes fueron la abrasión corneal (27,1%), la conjuntivitis (10,0%) y el cuerpo extraño en el ojo (8,5%). La mayoría de las lesiones oculares fueron tratadas y solucionadas (94,6%), pero el 4,7% tuvo que ser hospitalizado.

En cuanto a las actividades y equipamientos deportivos y recreativos más frecuentemente asociados con lesiones oculares estos son: baloncesto (15,9%), béisbol y softball (15,2%) y el uso de pistolas sin pólvora (10,6%).

Por otra parte, la tasa general de lesiones oculares suele disminuir ligeramente durante los periodos de estudio. Sin embargo, la tasa de lesión ocular asociada a las pistolas sin pólvora aumentó un 168,8%, y las lesiones oculares relacionadas con las armas representaron el 48,5% de las hospitalizaciones.

Principales conclusiones

Aunque las lesiones oculares relacionadas con el deporte y la recreación no suelen amenazar la vida, pueden provocar una morbilidad significativa, incluida la pérdida de visión. La lesión es una de las causas más frecuentes de ceguera monocular y alrededor del 7% de los pacientes con lesiones oculares, tendrán una deficiencia grave de visión.

Aunque es sabido que las lesiones pueden ser frecuentes en la práctica de un deporte, el 90% de las lesiones oculares relacionadas con el ejercicio se pueden prevenir mediante el uso apropiado de protección ocular y facial.

El hecho de que las actividades y equipamientos deportivos y recreativos se asocien con aproximadamente una cuarta parte de todas las lesiones oculares pediátricas, pone en evidencia el hecho de que se necesitan más esfuerzos de prevención, especialmente en cuanto a lesiones oculares asociadas a pistolas sin pólvora.

Se debería realizar un trabajo en la educación de los niños/as, padres y madres y los entrenadores/as, así como exigir la adopción de normas que requieran el uso de equipamientos de protección ocular.

Acceso a la fuente de consulta:
Pediatric Sports-and-Recreation-Related Eye Injuries Treated in US Emergency Departments. Pediatrics [Fecha de consulta: 25/05/2018]

Comparte