• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Intoxicaciones en niños: cómo evitarlas y tratarlas

23/05/2016

Durante los últimos años, el número de intoxicaciones infantiles ha disminuido gracias a la información y a la prevención. A pesar de esto, todavía hay muchas prácticas incorrectas por descuido o desconocimiento de los padres, que hace que la intoxicación sea la tercera causa de accidentes en la infancia.

La cocina es el lugar donde se acumulan más agentes tóxicos. El cuarto de baño, el dormitorio de los padres y el salón son también focos de riesgo, sin olvidar el trastero y el garaje. Durante el periodo estival se registran más casos de intoxicación infantil. Debido a que los niños están de vacaciones, pasan muchas horas en casa y reciben menos atención. Es importante anticiparse y vigilar a los niños, manteniendo cualquier sustancia perjudicial en un lugar seguro.

Existe una gran cantidad de productos que podrían resultar tóxicos en el caso de ingesta, los más frecuentes son:

Fármacos

  • Antipiréticos (Paracetamol)
  • Psicofármacos
  • Antitusígenos y antigripales

Productos domésticos

  • Cáusticos
  • Cosméticos
  • Detergentes y jabones
  • Hidrocarburos
  • Plaguicidas

Etanol y drogas de abuso

Monóxido de Carbono

¿Qué tipos de intoxicaciones existen?

Las intoxicaciones pueden ocurrir por accidente o de forma voluntaria. 

Intoxicaciones accidentales

Las intoxicaciones accidentales suelen ocurrir en niños de entre 1 y 5 años de edad, con productos domésticos o fármacos y generalmente en el domicilio familiar. No debe olvidarse que los niños son curiosos e intentan experimentar con todo aquello que llame su atención.

En ocasiones las intoxicaciones pueden ser asintomáticas y la consulta, ante cualquier sospecha de ingestión, debe ser inmediata. 

Intoxicaciones voluntarias

Las intoxicaciones voluntarias son intencionadas y suelen darse en adolescentes con trastornos psiquiátricos, donde los tóxicos son generalmente fármacos o drogas de abuso (a menudo múltiples y desconocidas).

El manejo de este tipo de intoxicación es mucho más complejo, ya que no es un hecho fortuito sino que es intencionado y autolesivo, y podría repetirse dependiendo del origen. Por este motivo, la prevención es muy importante a la hora de evitar una intoxicación.

¿Qué debo hacer para prevenir una intoxicación?

La prevención es la clave para evitar que tu hijo se intoxique. A continuación se detalla cómo prevenir intoxicaciones según el tipo de producto:

Fármacos

  • Mantén cualquier fármaco o sustancia tóxica fuera del alcance de tu hijo, con el envase cerrado y en armarios de seguridad. 
  • Cuando tomes un medicamento no lo hagas delante de tu hijo, ya que imitan todo cuanto ven.
  • Cuando debas administrarle un fármaco no simules que es un caramelo o algo que pueda tomarse por placer, pues puede resultar contraproducente. Muchas medicinas tienen colores y formas llamativos, y los niños pueden confundirlos con golosinas. 

Recuerda que en el caso de los niños, una pequeña dosis no siempre equivale a una toxicidad pequeña.

Productos domésticos:

  • No dejes ningún producto en lugares de fácil acceso.
  • Siempre fuera del alcance visual del niño.
  • Utiliza armarios con sistemas de seguridad.
  • Mantén el producto en el envase original, no uses botellas o envases reaprovechados.
  • Asegúrate de que los envases están bien cerrados.

¿Qué hago si creo que mi hijo se ha intoxicado?

Es muy importante que mantengas la calma e intentes averiguar qué cantidad ha ingerido y si presenta algún síntoma. En ningún caso debes provocarle el vómito ni darle nada de comer ni de beber. 

Ante la duda, debes acudir al centro médico más cercano llevando contigo el tóxico ingerido, o avisar a los servicios de emergencia (112). Además, el Instituto Nacional de Toxicología proporciona información las 24 horas del día, y ofrece una amplia información sobre productos tóxicos (91 562 04 20), así como la web del Cedimcat de la Generalitat de Catalunya.

Comparte