¿Qué influye en el bienestar de los niños y niñas?

09/04/2013

El bienestar infantil es el conjunto de percepciones, evaluaciones y aspiraciones que los pequeños tienen sobre sus vidas. En general, los niños se sienten satisfechos, aunque algunos pocos no llegan al nivel óptimo de bienestar.

La felicidad, la calidad de vida o la satisfacción vital son conceptos familiares que se pueden relacionar con el bienestar. En el caso de los niños, su nivel de bienestar variará considerablemente en función de muchos factores vinculados a su situación personal y de contexto . De hecho, no todos los ámbitos o aspectos concretos de la vida de un niño influyen de la misma manera o tienen el mismo peso en su bienestar general.

Según un estudio realizado a escolares de 1º de ESO (12 – 13 años) entre 2011 y 2012 por Unicef España, junto con el Equipo de Investigación en Infancia, Adolescencia, Derechos de la Infancia y su Calidad de Vida de la Universitat de Girona, con el apoyo de la Fundación "la Caixa", son tres aspectos los que más influyen:

  • Los factores del entorno socioeconómico y cultural del niño. Presentan mayores niveles de bienestar aquellos niños y niñas que viven en un hogar con adultos que trabajan y que cuentan con posesiones materiales y culturales.
  • Las características de la población. Los niños que asisten a escuelas o institutos de entornos semiurbanos, que realizan actividades diariamente con sus padres y practican frecuentemente ejercicio físico gozan de más bienestar.
  • Sus percepciones y preocupaciones. Son más felices si se sienten más seguros, escuchados y bien tratados por las personas dentro y fuera del hogar, si tienen la percepción de que su tiempo está bien organizado y si no se deben preocupar por la situación económica de su familia.

No obstante, hay una pequeña parte de la población infantil que se queda “al margen” de estos elevados niveles de bienestar. El informe de Unicef señala que cerca del 2 % de los niños españoles encuestados presenta niveles de bienestar general muy lejanos de la media y otro 13 % niveles relativamente bajos. Estas son sus características:

Entorno socioeconómico y cultural:

  • Sus progenitores no terminaron la educación primaria.
  • Informan que en casa no hay ningún adulto que trabaje.
  • No tienen acceso a la tecnología cuando la necesitan: ordenador, Internet o teléfono móvil.
  • No perciben ningún tipo de paga regular o irregular.

Características de la población:

  • Residen en centros del sistema de protección social a la infancia.
  • Han nacido fuera de España.
  • Han cambiado de personas con las que viven.
  • Son repetidores de curso escolar.

Percepciones y preocupaciones:

  • Sienten que no pueden participar en las decisiones que se toman en su hogar.
  • Se sienten inseguros, particularmente en el propio hogar o en el instituto o colegio.
  • Perciben a su familia como menos rica o mucho menos rica que la de los demás.

Hay que tener en cuenta que el porcentaje de niños insatisfechos con algunos ámbitos o aspectos concretos de su vida es mucho mayor que el de globalmente insatisfechos según el índice de bienestar general.

Además, el estudio señala que los niños que afirman que se les ha hablado sobre los derechos de la infancia muestran mayores niveles de bienestar subjetivo. Unicef recuerda que, según la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, ser escuchado es un derecho universal de cada niño y es nuestra obligación hacer que se cumpla. Por tanto, es un reto contar con los niños como informantes a la hora de analizar su bienestar y el bienestar general de la población, y de elaborar políticas, planes y programas para mejorar su calidad de vida.

Referencia bibliográfica

Bello, A. El bienestar infantil desde el punto de vista de los niños. ¿Qué afecta al bienestar de niños y niñas de 1º de ESO en España? Unicef, 2012 [acceso: 5 de abril de 2013]. 

Comparte