• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Infección urinaria en niños: causas, síntomas y tratamiento

04/11/2016

La infección urinaria ocurre por la existencia de gérmenes patógenos en la orina por infección de la uretra, la vejiga, el riñón o la próstata. 

Cabe decir que son más frecuentes en niñas que en niños, sobre todo, alrededor de los tres años de edad. En el caso de los niños, el riesgo de una infección urinaria es un poco más alto antes del primer año.

Causas de la infección urinaria

Las infecciones urinarias pueden aparecer porque las bacterias que normalmente están en la piel de alrededor del ano o de la vagina llegan a la vejiga o los riñones.

Existen diversos motivos por los que pueden aparecer en esta zona y provocar una infección: 

  1. Reflujo vesicoureteral: una afección por la que la orina fluye de nuevo hacia uréteres y riñones. Normalmente se presenta al nacer.
  2. Enfermedades del sistema nervioso o del cerebro: que dificultan poder vaciar la vejiga. Algunos ejemplos son la lesión de médula espinal o la hidrocefalia.
  3. Baños de burbujas, es decir, con espuma y líquidos que les puedan provocar alguna infección.
  4. Vestir prendas muy apretadas, sobre todo, en el caso de las niñas.
  5. No orinar frecuentemente durante el día.
  6. Limpiarse de atrás hacia delante después de haber ido al baño: sobre todo en el caso de las niñas, puede provocar que las bacterias lleguen a la apertura por donde sale la orina. 

Síntomas de la infección urinaria

Los síntomas que pueden sufrir los niños si padecen una infección urinaria dependen de la gravedad de ésta y de la vía urinaria a la que afecte. La mayoría de infecciones en niños pequeños son en la vejiga y los principales síntomas que pueden aparecer son: 

  1. Sangre en la orina
  2. Orina turbia
  3. Olor de orina fuerte
  4. Necesidad urgente o frecuente de orinar
  5. Indisposición general 
  6. Dolor o ardor al orinar
  7. Presión o dolor en la parte inferior de la pelvis o en la región lumbar 
  8. Problemas de incontinencia 

En cambio, si tus hijos contraen una pielonefritis, es decir, si la infección llega a los riñones, esta puede agravarse. En este caso, los síntomas varían y tu hijo podría presentar:

  1. Escalofríos
  2. Fiebre
  3. Piel caliente o enrojecida
  4. Náuseas
  5. Dolor de costado o de espalda
  6. Dolor intenso en el área abdominal
  7. Vómitos

Diagnóstico de la infección urinaria

Para detectar la infección urinaria se necesita una muestra de orina. Sin embargo, puede parecer complicado obtenerla en niños muy pequeños que no controlan su esfínter, pero hay distintos métodos. 

Una de las opciones es mediante una bolsa de recolección de orina, que se coloca sobre el pene del niño o la vagina de la niña para recoger las muestras. Sin embargo, este método no se considera mejor porque las muestras pueden contaminarse.

También puede realizarse un urocultivo en muestra por sondaje, es decir, colocar una sonda plástica dentro de la punta del pene en los niños o directamente en la uretra en el caso de las niñas. 

Además de con los anteriores métodos, también es posible obtener estas muestras mediante la recolección de orina suprapúbica. Este método consiste en colocar una aguja a través de la piel de la parte baja del abdomen y los músculos, dentro de la vejiga.

Cabe añadir que si se trata de la primera vez que tus hijos contraen una infección puede conocerse las causas a través de algún examen imagenológico, como una ecografía de riñón o una radiografía.

Tratamiento de la infección urinaria

La infección urinaria en niños se tratar con antibióticos. Este tratamiento es adecuado para niños mayores de seis meses, ya que en caso de que sean menores a esa edad, o que su enfermedad presente más complicaciones, debe verlo un especialista. En estos casos, puede ser necesario hospitalizarlos y administrarles antibióticos a través de terapia intravenosa.

Cabe añadir que, durante el tiempo que padezcan la infección, es importante que beban mucha agua. Posteriormente, cuando los primeros síntomas desaparezcan, es posible que el médico ya les prescriba antibióticos en dosis bajas. Los que más se emplean en niños en este caso son la amoxicilina, cefalosporinas, doxiciclina, nitrofurantoína y trimetoprim.

Sin embargo, si después del tratamiento, los síntomas reaparecen, debes volver a contactar con el médico. También si éstos empeoran o aparecen síntomas nuevos como el dolor de espalda o costado, orina con fuerte olor, decolorada con sangre, fiebre de 38ºC a nivel rectal (en bebés)  de 38,8ºC (en niños), lumbago, dolor abdominal, micción frecuente o vómitos. 

Debes tener en cuenta, a pesar de todo, que si tus hijos sufren este tipo de infecciones de forma repetida, es posible que se les trate con antibióticos durante largos periodos de tiempo.

¿Cómo prevenir la infección urinaria? 

Para evitar que tus hijos contraigan una infección urinaria es muy recomendable que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  1. Evita darles baños de espuma
  2. Ponle prendas de vestir sueltas
  3. Haz que ingieran más líquidos 
  4. Mantén limpia su área genital
  5. Enséñales a ir al baño varias veces al día
  6. Enséñales a limpiarse el área genital de delante hacia atrás

De este modo reducirás las probabilidades que tus hijos presenten infecciones en las vías urinarias

Acceso a los documentos originales:

Infección urinaria en niños. Medline Plus.

 

Comparte