• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Infección por tenias (lombriz intestinal): síntomas, tratamiento y prevención

02/06/2016

La tenia, también llamada “lombriz solitaria” o “solitaria”, es un gusano que vive en el tubo digestivo de algunas personas. Las infecciones por tenia no suelen ocasionar problemas graves, son muy poco frecuentes y fáciles de tratar. La mejor forma de prevenirlas consiste en seguir unas adecuadas medidas higiénicas.

La tenia es un parásito que entra en el sistema digestivo de una persona y se alimenta de sus nutrientes. Las tenias están formadas por segmentos y cada segmento puede fabricar miles de huevos, pudiendo crecer hasta alcanzar más de 25 metros de longitud. Los segmentos se van desprendiendo del cuerpo de la lombriz, junto con los huevos que contienen, y salen del sistema digestivo a través de las heces. 

La mayoría de las veces, las personas contraen infecciones por tenia al ingerir alimentos o bebidas contaminados con heces infectadas, al tocar objetos o partes del cuerpo que han entrado en contacto con heces contaminadas y luego llevárselos a la boca o al comer carne o pescado que no está lo bastante cocinado como para matar los huevos de la tenia.

Síntomas de una infección por tenia

La mayoría de los niños con una infección por tenia no sienten nada en absoluto. Pueden tardar meses o años en presentar algún síntoma. Algunas de las cosas de las que se podrían quejar son: náuseas leves, diarrea, dolor abdominal y/o pérdida de peso. Los niños con tenia pueden notar una porción del gusano mientras les sale por el ano y/o ver segmentos de la lombriz en sus heces.

La “tenia del pescado” puede causar anemia, lo que puede hacer que el niño esté muy cansado. Cuando la tenia provoca una deficiencia importante de vitamina B12, puede cursar con insensibilidad y sensación de adormecimiento, así como con otros signos propios de las lesiones del el sistema nervioso. 

En la “tenia del cerdo”, las larvas pueden atravesar las paredes intestinales y entrar en el torrente sanguíneo, trasladándose después a otras partes del cuerpo, donde se formarán quistes. Esta enfermedad, llamada cisticercosis, es muy poco frecuente en los países desarrollados. Puede cursar con: bultos debajo de la piel, convulsiones (quistes en el cerebro), problemas en la vista (quistes en los ojos), latidos cardíacos anormales (quistes en el corazón), debilidad o problemas para andar (quistes en la columna vertebral).

Tratamiento de la infección por tenia 

Las infecciones por tenia se curan fácilmente tomando un medicamento antiparasitario recetado por el médico. Por lo general, suele bastar con una sola dosis. En contadas ocasiones, las tenias de gran tamaño pueden obstruir los intestinos, el apéndice, el conducto biliar o el conducto pancreático. Esto podría evolucionar a una apendicitis o a una inflamación de la vesícula biliar, afecciones que se pueden tratar.

La cisticercosis es una afección mucho más grave, que requiere pruebas complementarias y tratamiento, tanto quirúrgico, como por medicamentos.

Prevención

Puedes proteger a tu familia siguiendo estas pautas:

  • Lavarse las manos a conciencia y a menudo, sobre todo después de ir al váter y antes de tocar alimentos.
  • Cocinar bien la carne y el pescado.
  • Congelar la carne durante 24 horas antes de cocinarla para matar los huevos de tenia que podría contener. 

Si viajáis a lugares donde las infecciones por tenia son frecuentes, toma medidas adicionales, como lavar o cocinar toda la fruta y verdura con agua potable y segura, y beber agua embotellada o hervida, evitando siempre las fuentes y los cubitos de hielo.

Cuándo llamar al pediatra 

Llama al pediatra si ves segmentos de la lombriz en las heces de tu hijo, o si tu hijo tiene dolor abdominal u otros síntomas propios de las infecciones por tenia.

Llama también al pediatra si tu hijo presenta síntomas después de viajar a un lugar del extranjero donde se toman escasas medidas higiénicas. También deberás acudir al médico si tu hijo tiene bultos o masas bajo la piel, fiebre, dolor de cabeza o cualquier otro síntoma de cisticercosis. 

Acceso a la fuente de consulta:

Lombriz solitaria. KidsHealth. [Fecha de consulta: 02/06/2016]

Comparte