• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La importancia de fomentar la creatividad en niños

10/11/2014

Cada vez que nos preguntamos a nosotros mismos; ¿y si en lugar de esto hago aquello otro?, ¿y si pruebo, y si hubiera una nueva forma de hacer las cosas?. Hemos aprendido a hacer algo nuevo. Cuando esto se hace no por necesidad de sobrevivir, sino como actitud o para ser más feliz, estamos ante una persona creativa. 

Pertenecemos a un siglo de transformaciones continuas que dan como resultado cambios en la manera que nos relacionamos, pensamos, trabajamos, cambios en nuestra ideología, en nuestra estructura vital, política y social. Es un hecho que los niños se enfrentarán diariamente a problemas más diversos y complejos. Problemas que requieren la familiarización al nuevo medio implicando nuevas formas de adaptabilidad.

Es en este entorno donde la creatividad se alza como una herramienta fundamental para resolver nuevas coyunturas. La creatividad es clave si queremos niños independientes en su forma de pensar, niños que puedan asimilar bien las situaciones que viven, que sepan razonar y cuestionar, que sean sensibles al entorno y que logren una inclinación hacia la exploración del mundo que los rodea, para obtener soluciones novedosas frente a los problemas cotidianos y aprendan a conocerse a sí mismos.

Un niño desarrolla en sus primeros seis años de vida muchas de las capacidades que marcarán su futuro. Entre estas capacidades está la de crear. Aunque todos los niños son creativos, existen maneras de estimular esta capacidad, de modo que permanezca y se potencie.

¿Pero qué diferencia existe entre una persona creativa y una que no lo es? ¿Qué habilidades tiene una persona para identificarla como creativa? ¿Qué habilidades tenemos que enseñar a nuestros niños para potenciar su creatividad?

La persona creativa es una buscadora. Es formuladora de hipótesis: ¿y si se pudiera hacer de otra manera?. La creatividad es una actitud de descubrimiento. La creatividad implica transitar por caminos nuevos. Cambiar la mirada, cambiar el punto de vista. 

La creatividad implica confianza en uno mismo, porque el que prueba cosas nuevas tiene muchas posibilidades de fracasar. Se arriesga más. La creatividad es convertir al ser pasivo en ser activo, en creador de sí mismo y de la realidad que le rodea. 

El creativo transforma, combina, descontextualiza, abstrae, observa, prueba, deconstruye, posee un pensamiento flexible que le permite interactuar en diferentes ambientes. Ser flexible es saber crear, explorar, generar, imaginar, improvisar, inventar, modificar, relacionar, transformar y adaptar. Son habilidades, todas ellas, que podemos potenciar en los niños para que tengan la facilidad para relacionarse en los diferentes ambientes; es decir, estar en disposición de interactuar y de aceptar a los demás tal y como son. 

La importancia de la creatividad está en que el niño no solo pueda aportar soluciones varias a conflictos, sino de que tenga una mayor adaptabilidad a situaciones nuevas, lo que asegura que los niños sean más felices, manifiesten una mejor actitud ante situaciones nuevas y se sientan menos frustrados a raíz de un posible cambio.

Jugar con los niños con intencionalidad creativa

El educador que idea un juego, casi siempre plantea una pregunta y su consiguiente respuesta. Busca siempre enseñar algo concreto, aunque no siempre lo exprese de una forma explícita. O sea, plantea el principio y el final. Cuando el niño llega a la meta propuesta, ha aprovechado bien el juego educativo.  

En cambio, el juego enfocado a la creatividad propone al niño una hipótesis para que experimente, lo coloca ante algo potencial, pero sólo lo pone delante, el resultado, cualquiera que sea, es correcto, porque no se busca llegar a un fin, sino que el objeto es que el niño recorra por sí mismo y en función de su estado madurativo, sus gustos personales, su carácter, etc. hasta dónde quiere llegar y qué quiere aprender.

Artículo realizado por:

Núria Torras

Fundadora de LEKKID

 

Comparte