• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Hiperhidrosis y bromhidrosis: cuando el niño suda mucho y el sudor huele mal

20/05/2014

¿Qué causa que un niño sude más de lo normal? ¿Y que su sudor huela mal? ¿Se puede modificar la cantidad del sudor y su olor? En este articulo se detallan las causas y tratamientos.

Hiperhidrosis, cuando el niño suda mucho

La hiperhidrosis se define como un exceso de sudoración. Normalmente, el sudor, además de para otras funciones, existe para actuar como un regulador de la temperatura corporal. Sin embargo, a veces puede generarse más sudor del necesario.

Es un trastorno que afecta por igual a niños, a adolescentes y a adultos jóvenes. Puede estar localizada en una zona concreta del cuerpo o ser generalizada.

Causas de la hiperhidrosis

El trastorno de la sudoración excesiva puede deberse a varios motivos:

  • Una infección.
  • Un trastorno crónico.
  • Una ruptura del equilibrio natural de las hormonas.
  • Un trastorno del sistema nervioso simpático, es decir, el que controla las glándulas (en caso que la hiperhidrosis esté muy localizada).
  • Causas genéticas.

Tratamiento y medidas a adoptar

Existen diferentes fórmulas para tratar la hiperhidrosis. La mayoría de ellas deben estar prescritas por un facultativo, y es importante seguir sus indicaciones. No obstante, ten presente que lo que más necesitará un niño con este trastorno es apoyo y comprensión, puesto que es algo que le puede resultar embarazoso a veces.

Es recomendable ser honesto con él y explicarle todas las facetas del problema, y sobretodo, trasmítele que existen remedios. Puede ser buena idea explicar la situación a sus profesores o monitores, e incluso, permitirle que hable con otros chicos o chicas que padezcan el mismo problema

He aquí algunos de los tratamientos que existen para este trastorno:

  • Tratamientos tópicos: se aplican directamente sobre la piel, como por ejemplo los aerosoles antitranspirantes. Ayudan a reducir la producción de sudor. Normalmente los que se venden en el mercado como tales no sirven, pues las personas con hiperhidrosis necesitan un producto más específico.
  • Fármacos: existen algunos medicamentos orales que reducen un poco la sudoración. No obstante, hay que estar atento a ciertos efectos secundarios que pueden causar a veces, como por ejemplo boca seca, taquicardias, retortijones o visión borrosa.
  • Inyecciones: en algunos casos, los médicos prescriben una inyección de toxina botulínica (más conocida como botox) si la hiperhidrosis es muy severa. No tienen efectos secundarios más allá de los propios de cualquier inyección. Siempre las debe administrar personal médico.

Bromhidrosis, cuando el sudor huele mal

La bromhidrosis es un trastorno que provoca que el olor corporal sea más fuerte de lo normal. A veces puede ser simplemente una consecuencia de la hiperhidrosis; otras, en cambio, indica una alteración de otro tipo, como una acumulación anormal de bacterias en los poros. Es bastante típica en adolescentes y preadolescentes, pues están en una edad en que las glándulas comienzan a incrementar fuertemente sus secreciones.

Generalmente, con un diagnóstico adecuado, puede llegar a controlarse con cierta facilidad. En otros casos se hace difícil para el paciente. En el momento en que veas que este problema afecta a la calidad de vida de tu hijo, considera la posibilidad de que reciba tratamiento médico. Los tratamientos son parecidos a los descritos para la hiperhidrosis, aunque en este caso pueden llegar a ser necesarias medidas higiénicas adicionales.

El tipo más frecuente de bromhidrosis es la apocrina, un nombre que hace referencia a cierto tipo de glándulas. La descomposición bacteriana de sus secreciones genera unos ácidos volátiles que pueden provocar un olor desagradable.

De forma menos habitual, la bromhidrosis también puede ser señal de algún otro trastorno, como un cuerpo extraño en algún poro corporal, un desorden metabólico, higiene inadecuada, efecto secundario de una medicación o incluso un exceso de toxinas en la sangre.

Referencias bibliográficas:

Pope, E. Hyperhidrosis (Excessive Sweating). About kids health. 2013 

D’Alessandro, D. M. What Causes Bromhidrosis? Pediatric Education. 2009 

 
Etapa: 

Comparte