• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Qué hacer si tu hijo comienza a mostrar una identidad de género diferente de su sexo biológico?

06/07/2015

Algunos niños tienen una identidad de género diferente de su sexo biológico. Por ejemplo, aunque físicamente sean varones pueden realmente sentirse y actuar como mujeres, o al revés. 

Esta tendencia es conocida como disforia de género, aunque también recibe las denominaciones de transexualismo o transgenerismo. Cada vez más especialistas consideran que la disforia de género es una variante de la diversidad de la sexualidad humana y no un trastorno, aunque sí que puede provocarlos si no se gestiona adecuadamente. 

Todos los niños necesitan tener la oportunidad de explorar los diferentes roles de género y estilos de juego. Asegúrate de que el ambiente que rodea a tus hijos refleja esta variedad y no los intentes constreñir a lo que en cada momento se consideren los estereotipos de lo que deben hacer en función de su sexo.

Si tu hijo comienza a identificarse con el otro género o está en algún punto intermedio indefinido, es natural que te preguntes si es algo temporal o definitivo. No hay una respuesta fácil. Sólo el tiempo te lo dirá. Algunos niños en esta situación se convierten en adultos con disforia de género y otros no. También pueden evolucionar hasta identificarse como gais, lesbianas o bisexuales.

En este artículo, te ofrecemos algunas pautas a seguir para que tu hijo pueda vivir su identidad de género con los mínimos traumas posibles.

Cuáles son los síntomas de la disforia de género

Algunos de los síntomas que pueden hacerte ver que tu hijo tiene disforia de género son los siguientes:

  • Sentir desagrado por sus propios genitales.
  • Ser rechazado por sus compañeros y sentirse aislado. 
  • Creer que al crecer llegará a ser del otro sexo o que te diga que desea pertenecer a él. 
  • Cambiar la forma de vestir y mostrar hábitos característicos del otro sexo.
  • Sufrir depresión, ansiedad o alejarse de la interacción social.

Qué puedes hacer por tu hijo

Si tu hijo comienza a tener alguno de estos comportamientos, en un primer momento no podrás saber si serán definitivos o cambiarán. Ante esta incertidumbre, es muy importante que como padre le ofrezcas un hogar en el que se sienta seguro y amado incondicionalmente. Aproxímate a sus preferencias sin juzgarle. De este modo, te ganarás su confianza y podrás ayudarle en los momentos difíciles. 

Las investigaciones realizadas demuestran que la identidad de género es algo con lo que nacemos y no puede ser cambiada con intervenciones. 

Los niños con una identidad de género diferente de su sexo (independientemente de que acaben finalmente identificándose como heterosexuales, gais, lesbianas, bisexuales o transgénero) están en riesgo de sufrir el acoso de sus compañeros y como consecuencia tener problemas mentales.

Como padre, tu función más importante es la de ofrecer comprensión, respeto y apoyo a tu hijo. Aquí tienes algunas pautas que puedes seguir:

  • Preocúpate si tu hijo sufre maltrato. No minimices la importancia de la presión social o el acoso al que puede estar siendo sometido.
  • Deja claro que los comentarios maliciosos o los chistes sobre la orientación sexual o la identidad de género no deben ser tolerados. Haz patente tu desaprobación cuando alguien los utilice en Internet o en tu entorno social.
  • Permanece atento a la aparición de síntomas de ansiedad, inseguridad, depresión o baja autoestima. 
  • Pon a tu hijo en contacto con organizaciones, recursos o encuentros LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales). Es importante que sienta que no está solo.
  • Busca para tu hijo libros, películas y otros materiales que ofrezcan una visión diversa en todas sus formas, especialmente los que representan de una manera positiva las relaciones entre personas del mismo sexo. Descúbrele celebridades de referencia para la comunidad LGBT y personas que se hayan significado por su valentía en hacer frente al estigma.
  • Ofrece apoyo a tu hijo en su elección de ropa, joyería, corte de pelo, amigos o decoración de su habitación.

Cuándo recurrir a la ayuda externa

Tener un hijo con una identidad de género diferente puede ser muy estresante. Los niños en esta situación tienen más probabilidad de sufrir depresión y ansiedad como consecuencia del acoso o de la discriminación. 

Si tu hijo persiste en identificarse con otro género, más allá de mostrar una combinación de comportamientos diversos, puedes buscar ayuda externa. Recurre a un profesional de la psicología si crees que puede sufrir algún problema. Le ayudará a comprender sus sentimientos y gestionar el hecho de ser diferente.

El diagnóstico y el tratamiento oportunos pueden reducir las posibilidades de depresión, angustia emocional o incluso suicidio. Y recuerda lo importante que es que tu hijo se sienta querido y aceptado en todo momento.

Acceso a las fuentes de consulta:
Gender Non-Conforming & Transgender Children. Healthy Children.  [Fecha de consulta: 25/06/2015]
Gender Identity Development in Children. Healthy Children.  [Fecha de consulta: 25/06/2015]
Disforia de género. Medline Plus.  [Fecha de consulta: 25/06/2015]

Comparte