• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

El gran reto: conseguir que los niños coman pescado

27/11/2016

El pescado es uno de los grupos de alimentos menos aceptados por los niños. En ocasiones los padres consideran este tema como una batalla perdida y dejan de prepararlo, contribuyendo a una menor aceptación.

Se recomienda comer pescado entre 3 y 4 veces por semana, variando entre pescado blanco (o magro) y azul (o graso). El pescado aporta proteínas de alto valor biológico y nutrientes como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas B12, A y D. Además, es fuente de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, especialmente el pescado azul, ya que tiene un mayor contenido en grasa en comparación con el pescado blanco. Por otro lado, también hay pescados que se consideran semigrasos, pues tienen un contenido de grasa intermedio. 

Clasificación de los pescados según el contenido graso

Azul o graso Semigraso Blanco o magro
Anguila
Atún
Bonito del norte
Boquerón
Caballa
Estornino
Jurel
Palometa negra o japuta
Salmón
Sardina
Dorada
Lubina
Pez espada
Salmonete
Trucha
Acedía
Bacaladilla
Bacalao
Besugo
Gallo
Lenguado
Merluza
Rape
Rodaballo

Modificada de Gil Hernández A. Tratado de Nutrición. Tomo 2. Composición y Calidad Nutritiva de los Alimentos. 2ª ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2010.

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar y preparar el pescado

¿Cómo saber si el pescado es fresco?

La vista, el olfato, el gusto y el tacto son parámetros clave para evaluar la frescura de un pescado. Aunque está claro que cada especie tiene sus características específicas, en la siguiente tabla se muestran una serie de directrices comunes que pueden ser de utilidad.

Característica del pescado Mayor frescura Menor frescura
Piel Brillante, limpia, con colores bien definidos Sin brillo, mate, colores sin contraste, aspecto seco
Ojos Colores muy definidos, brillantes, pupila negra, cristalino transparente.
Forma, en general, convexa
Colores poco definidos, pupila gris cristalino nublado u opaco.
Hundidos, hinchados
Agallas Color rojo intenso u oscuro 
Olor marino, fresco
Decolorado, aspecto pardo
Olor amoniacal, fecal, a fermentación, a cuero
Textura Rígida y firme al tacto Blanda, el aspecto no se recupera tras el tacto

Fuente: Eroski consumer. ¿Cómo saber si el pescado está fresco?

Cocción y preparación en crudo, consejos de seguridad alimentaria

También hay que tener en cuenta que siempre que se quieran preparar platos con pescado crudo o poco hecho, como por ejemplo carpaccio, ceviche, escabeche, ahumados fríos, sashimi, boquerón en vinagre, sushi, tataki, etc., debemos congelar el pescado previamente a -20ºC durante 48 horas, como mínimo. Por otro lado, cuando se cocine el pescado se debería garantizar que toda la pieza alcance una temperatura mínima de 60ºC.

Recomendaciones sobre contaminantes

Otro dato importante a tener en cuenta son las recomendaciones sobre la contaminación por mercurio de los pescados, principalmente importante en determinadas especies de gran tamaño. En este sentido, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) recomienda desde el año 2011 a las mujeres embarazadas (o que puedan llegar a estarlo), mujeres en fase de lactancia y niños menores de tres años evitar el consumo de especies de pescado con contenidos de mercurio más altos: pez espada, tiburón, atún rojo y lucio. En el caso de niños de edades comprendidas entre los 3 y 12 años, la recomendación es limitar su consumo a 50 gr a la semana, o 100 gr cada dos semanas, de estas especies.

Cómo favorecer que los niños coman pescado

A continuación os presentamos algunos consejos para facilitar la aceptación del pescado entre los más pequeños de la casa, y los no tan pequeños:

  • Predicar con el ejemplo. Para conseguir que los niños acepten un nuevo alimento es muy importante que sea de consumo habitual en casa, que los padres lo coman y que esté presente, con cierta frecuencia, en la mesa familiar. Todos deben realizar el esfuerzo de probar nuevos alimentos e ir buscando cuál es la preparación mejor aceptada por los niños.
  • Preparar recetas diferentes y originales. Por ejemplo, el pescado puede prepararse en forma de hamburguesa, albóndigas, etc. Otra opción puede ser hacer pescado rebozado tipo nugget, con un rebozado casero. Las barritas de pescado que se venden congeladas no son la preparación más recomendada para ofrecer pescado a los niños, por lo que su consumo debe ser muy ocasional.
  • Combinar el pescado con otros alimentos o preparaciones que les gusten. Así será más fácil la aceptación. Algunas opciones podrían ser: prepararlo con un sofrito de tomate casero, hacer una ensalada de pasta y agregarle salmón desmenuzado, bacalao con alioli gratinado, utilizar alguna salsa especial, etc.
  • No dejar de ofrecerlo. Nunca se debe pensar que ya no hay solución. Antes de empezar a aceptar un alimento nuevo es necesario probarlo varias veces, por lo que con un intento no vale. Ir preparando de distintas formas y presentaciones el pescado es clave para que, poco a poco, los niños lo acepten.
  • Involucrar a los niños en la organización, compra y preparación del pescado. Finalmente, recalcar que esto puede ser de gran ayuda para favorecer que muestren interés en la cocina y los nuevos alimentos que se quieren ofrecer. Además, es muy importante que el pescado se ofrezca en un ambiente alegre, relajado y festivo, para que relacionen estos alimentos con momentos compartidos en familia, agradables, que generan, a largo plazo, buenos recuerdos. 

Recetas de pescado y sugerencias de presentación

Hamburguesas, albóndigas y nuggets

Los niños aceptan muy bien las hamburguesas, las albóndigas y los nuggets. De la misma forma que variamos entre carne de ternera, cerdo o pollo, también podemos prepararlos, de vez en cuando, de distintos tipos de pescado.

Pescado combinado con ingredientes o preparaciones ya incorporadas

  • Bacalao a la nata. Es una gran idea para que acepten el bacalao, ya que se prepara con unas patatas panaderas fritas y bechamel, dos alimentos que les encantan a los niños.
  • Pizza de bacalao confitado y asadillos de pimientos del piquillo. Siempre escogemos las típicas pizzas de 4 quesos, de jamón dulce o de bacon… Pero, ¿por qué no agregar el pescado en una pizza? Es una forma de introducir nuevos ingredientes con preparaciones que gustan a los niños.
  • Medallones de merluza en salsa. A todos los niños les gusta un buen sofrito de tomate casero, por lo que utilizarlo para preparar un pescado puede ser una opción muy útil.

Fuentes de información

Comparte