• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Ginecomastia: porqué a algunos niños les aumentan de volumen los pechos

20/10/2017

¿Qué ocurre cuando crecen las mamas en un niño?

El aumento del volumen de las mamas en un niño debido al desarrollo del tejido mamario se denomina ginecomastia. En la mayoría de ocasiones no se trata de la manifestación de una enfermedad sino de situaciones normales o fisiológicas, durante el desarrollo. Dentro de las causas no patológicas encontramos la ginecomastia de los recién nacidos y la de los adolescentes, en ambos casos transitorias. Ambas constituyen la mayoría de los casos de ginecomastia.

Es importante diferenciar la ginecomastia real de la falsa ginecomastia o adipomastia, presente en personas obesas y que se debe al aumento del depósito de grasa en la piel. 

La ginecomastia en periodo neonatal la presentan muchos recién nacidos y se debe al paso de estrógenos a través de la placenta durante la gestación. Desaparece en las primeras semanas de vida de forma progresiva y no necesita tratamiento. Es importante evitar la manipulación para prevenir su infección.

La ginecomastia en la pubertad, en torno a los 13-14 años, ocurre en alrededor de la mitad de los adolescentes. Suele presentarse en las dos mamas, si bien puede no ser simétrica, y tiene una consistencia firme pero no dura, como de goma. Normalmente no suelen tener un dolor intenso pero sí molestias y sensibilidad al roce, incluso de la ropa. Suele desaparecer al cabo de unos meses y no precisa tratamiento, salvo en niños en que su volumen sea muy grande o si presentan una afectación psicológica que no pueda manejarse sólo con apoyo psicológico. 

¿Cuáles son los signos de alarma que nos indican que puede no ser fisiológica?

Cuando el aumento del volumen de una o de ambas mamas en un niño o adolescente varón ocurre fuera de estos dos rangos de edad es recomendable consultar con su pediatra para que valore otras posibles causas. Entre ellas están el uso de algunos medicamentos (hormonas, fármacos con acción sobre el sistema nervioso central, antitumorales, cardiovasculares, antibióticos…), enfermedades del hígado o del riñón, algunas enfermedades sistémicas (colitis ulcerosa), neoplasias (tumores) y algunas infecciones. 

Aparte de la historia clínica y la exploración física, en casos de sospecha de ginecomastia debida a alguna enfermedad es necesaria la determinación de los niveles en sangre de algunas hormonas: prolactina, LH, estradiol, testosterona, β-hCG, DHEA, T4L y TSH (hormonas tiroideas)…

En cuanto al tratamiento, en el caso de la ginecomastia producida por fármacos consiste en la suspensión del tratamiento, si esto es posible. En el resto, consiste en el tratamiento o compensación de la enfermedad que la provoca. 

Comparte